Experto: ífrica podría ser califato del Estado Islámico

La amenaza del grupo Estado Islámico crece día a día en ífrica y el continente podría ser el futuro del califato, advirtió el martes un experto en seguridad africana ante el Consejo de Segurid...

La amenaza del grupo Estado Islámico crece día a día en ífrica y el continente podría ser el futuro del califato, advirtió el martes un experto en seguridad africana ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Martin Ewi dijo que el Estado Islámico ha expandido su influencia más allá de toda medida en ífrica, con al menos 20 países que experimentan directamente la actividad del grupo extremista y más de 20 otros que son utilizados para logística y para movilizar fondos y otros recursos.

Ahora son centros regionales, los cuales se han convertido en corredores de inestabilidad en ífrica, señaló Ewi, quien coordina un proyecto de delincuencia organizada transnacional en el Instituto de Estudios de Seguridad de Pretoria, la capital de Sudáfrica, y que anteriormente estuvo a cargo del programa antiterrorismo de la Comisión de la Unión Africana.

Dijo que la cuenca del lago Chad, que colinda con Chad, Nigeria, Níger y Camerún, es la mayor zona de operaciones del grupo extremista, mientras que las zonas del Sahel son ahora ingobernables y Somalia sigue siendo el epicentro del Estado Islámico en el Cuerno de ífrica.

Un reciente intento por tomar el control o desestabilizar Uganda fracasó, pero Ewi comentó que una filial del grupo extremista, las Fuerzas Democráticas Aliadas, sigue siendo una grave amenaza. Además, dijo, el Estado Islámico de ífrica Central ha convertido algunas regiones del Congo y Mozambique en mataderos humanos.

El Estado Islámico, también conocido por su acrónimo árabe Daesh, invadió grandes partes de Siria e Irak en 2014 y estableció un llamado Califato Islámico en la región que controlaba una tercera parte de ambos países, atacando brutalmente a la población durante años. El grupo fue declarado formalmente derrotado en Irak en 2017 después de una sangrienta batalla de tres años, la cual dejó decenas de miles de muertos y ciudades en ruinas, pero algunas de sus células continúan lanzando ataques en diferentes partes de ambas naciones.

En la reunión del Consejo de Seguridad en torno al último informe del secretario general António Guterres sobre la amenaza que supone el Estado Islámico, Ewi señaló que después de que los extremistas establecieron su califato en Siria e Irak, se conformó una coalición internacional que montó una campaña militar para derrotarlo.

El terrorismo fue expulsado hacia el sur, en ífrica, señaló, pero no se creó una coalición similar para derrotar al Daesh en ífrica... lo que significa que el continente fue dejado a su suerte para enfrentar las consecuencias de los que están huyendo de Siria y encuentran refugio en el continente.