Rusia restringe sus entregas de petróleo a Europa Central

Varios países de Europa que dependen de los combustibles rusos sufrieron otro golpe al confirmarse el martes que fueron suspendidas las entregas de petróleo a través de un oleoducto importante.

Varios países de Europa que dependen de los combustibles rusos sufrieron otro golpe al confirmarse el martes que fueron suspendidas las entregas de petróleo a través de un oleoducto importante.

El operador ruso Transneft informó que suspendió sus envíos por la rama sur del oleoducto Druzhba, que pasa por Ucrania hacia República Checa, Eslovaquia y Hungría.

Transneft argumentó complicaciones derivadas de sanciones las de la Unión Europea para tomar su acción del 4 de agosto, afirmando que fueron rechazados sus pagos a la contraparte ucraniana de la compañía.

La rama norte del oleoducto, que pasa por Bielorrusia hacia Polonia y Alemania, no se vio afectada, agregó Transneft.

Los líderes de la UE acordaron en mayo un embargo contra la mayoría de las exportaciones rusas de crudo para finales de año, como parte de las sanciones del bloque a Moscú por haber invadido Ucrania.

El embargo abarca el crudo ruso importado por mar, pero permite temporalmente los envíos por el oleoducto a Hungría y a otros países sin acceso al mar en Europa central.

El operador de la red de oleoductos en Eslovaquia, Transpetrol, y la refinería Slovnaft confirmaron que los envíos de Druzhba al país han cesado. Eslovaquia recibe casi todo su petróleo por esa vía.

Slovnaft, propiedad del grupo húngaro MOL, dijo que su producción no fue afectada.

El portavoz de Slovnaft Anton Molnar dijo que la compañía y MOL estaban debatiendo con Rusia y Ucrania una opción para que MOL, o Slovnaft, paguen las tarifas de tránsito.

Los próximos días mostrarán si es otra escalada de la guerra de energéticos por parte de Rusia o un problema técnico sobre los pagos, dijo el ministro checo de Industria y Comercio, Jozef Sikela.

El ministro de Economía de Eslovaquia, Richard Sulik, dijo previamente que su país tiene suficientes reservas de crudo para 120 días.

Rusia también ha frenado sus envíos de gas natural a Europa luego de que la mayoría de los países rechazaron el requerimiento del presidente ruso Vladimir Putin de que únicamente se recibirían pagos en rublos en lugar de en dólares o euros.