Palestinos: tropas israelíes matan 3 en cateo en Cisjordania

y que al menos 40 más resultaron heridas.

y que al menos 40 más resultaron heridas.

En los últimos meses, Israel ha llevado a cabo redadas nocturnas casi a diario en Cisjordania, como parte de la represión a los grupos insurgentes palestinos, especialmente a Yihad Islámica, luego de una serie de ataques letales contra israelíes que dejaron 19 fallecidos antes en el año. Docenas de palestinos han perdido la vida en enfrentamientos con las tropas israelíes durante estos operativos para efectuar detenciones.

La semana pasada, Israel arrestó a Bassam al-Saadi, un destacado miembro de Yihad Islámica, en la ciudad cisjordana de Yenín, durante uno de sus cateos nocturnos. El grupo dijo que estaba en alerta, y el viernes Israel lanzó una serie de ataques contra objetivos de la milicia en la Franja de Gaza en respuesta a una amenaza inminente de la formación.

Durante los tres días de combates en Gaza, al menos 46 palestinos fallecieron, incluyendo 16 menores y cuatro mueres, y otros 311 resultaron heridos, reportó el Ministerio de Salud palestino. Doce de los fallecidos eran miembros de Yihad Islámica, uno pertenecía a un grupo armado más pequeño y otros dos eran policías afiliados a Hamas que no participaban en los combates, según las facciones armadas.

Israel estimó que un total de 47 palestinos fueron asesinados, incluyendo 14 que perdieron la vida por proyectiles de Yihad Islámica mal lanzados. Según las autoridades israelíes, 20 insurgentes y siete civiles perecieron en los ataques aéreos israelíes y otros seis decesos siguen bajo investigación.

El primer ministro interino de Israel, Yair Lapid, aplaudió la cooperación del personal de seguridad israelí y dijo que el asesinato de Al-Nabulsi fue un paso más en nuestra lucha inflexible contra el terrorismo.

Nabil Abu Rdeneh, el vocero del presidente palestino, Mahmud Abbas, advirtió que la continua violencia podría incendiar aún más la región y acusó a gobierno israelí de derramar sangre palestina para asegurar el capital político interno antes de las elecciones parlamentarias de noviembre.

Israel capturó Cisjordania en la Guerra de los Seis días de 1967, y los palestinos quieren que sea el centro de su futuro estado. Por su parte, Israel considera la región como el seno bíblico e histórico del pueblo israelí, y ha levantado docenas de asentamientos en los que residen más de 400.000 israelíes.

Los palestinos y gran parte de la comunidad internacional creen que los puestos avanzados israelíes violan el derecho internacional y son un obstáculo para alcanzar una resolución pacífica tras décadas de conflicto.