China amplía el confinamiento en balnearios de Hainan

La capital de la provincia china de Hainan confinó a sus residentes durante 13 horas el lunes, mientras crecía un brote de COVID-19 en la isla tropical durante las vacaciones escolares.

La capital de la provincia china de Hainan confinó a sus residentes durante 13 horas el lunes, mientras crecía un brote de COVID-19 en la isla tropical durante las vacaciones escolares.

El confinamiento temporal en la ciudad de Haikou, de 7 de la mañana a 8 de la tarde, se impuso tras la aplicación el sábado de una cuarentena indefinida en el balneario de playa de Sanya, que confinaba a los turistas a sus hoteles durante una semana. Otras cuatro ciudades y cuatro condados de Hainan iniciaron confinamientos de dos días o más el domingo y el lunes.

Para el domingo se habían reportado 470 casos en la provincia, 245 de ellos sin síntomas. En total, China registró más de 760 casos nuevos en un día, según dijo el lunes la Comisión Nacional de Salud.

Unos 80.000 turistas se quedaron varados por las restricciones, según reportes. Para marcharse necesitaban dar negativo en coronavirus en cinco pruebas PCR realizadas a lo largo de siete días.

China ha mantenido su política de cero COVID pese a los costes económicos y sociales. Ha atribuido a esa estrategia el que las tasas de muerte y hospitalización se hayan mantenido más bajas que en otros países que han levantado medidas una vez se alcanzaron altas tasas de vacunación, tratamientos más efectivos y aparecieron variantes más contagiosas pero menos letales del virus.

Hong Kong, una ciudad semiautónoma china, anunció el lunes que reduciría su cuarentena obligatoria en hotel para visitantes extranjeros a tres días, en comparación con la semana requerida hasta ahora. La nueva política entraba en vigencia el viernes.