Cruz Roja pide acceso a penal ucraniano tras ataque letal

Funcionarios de Ucrania y Rusia se culparon mutuamente el sábado de la muerte de decenas de prisioneros de guerra ucranianos en un ataque a una prisión en un área controlada por los separatistas. L...

Funcionarios de Ucrania y Rusia se culparon mutuamente el sábado de la muerte de decenas de prisioneros de guerra ucranianos en un ataque a una prisión en un área controlada por los separatistas. La Cruz Roja Internacional solicitó visitar la prisión para asegurarse de que los decenas de prisioneros de guerra heridos recibieran el tratamiento adecuado, pero indicó que su solicitud no había sido concedida hasta el momento.

Mientras tanto, Rusia siguió lanzando ataques contra varias ciudades ucranianas, impactando una escuela y una estación de autobuses.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy dijo que Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CIRC) tienen el deber de reaccionar tras el bombardeo de un complejo penitenciario en la provincia de Donetsk e hizo un nuevo exhorto a pedir que Rusia sea declarada estado terrorista.

La condena al nivel de retórica política no es suficiente para este asesinato en masa, sostuvo.

Las autoridades separatistas y los funcionarios rusos señalaron que el ataque del viernes mató a 53 prisioneros de guerra ucranianos e hirió a otros 75. El Ministerio de Defensa de Rusia emitió el sábado una lista que nombra a 48 combatientes ucranianos, de 20 a 62 años, que murieron en el ataque; se desconoce si el Ministerio había revisado su recuento de muertes.

Imágenes satelitales tomadas antes y después del ataque muestran que un edificio pequeño y cuadrado en medio del complejo penitenciario de Olenivka fue demolido, con su techo en astillas.

Tanto Ucrania como Rusia alegaron que el ataque a la prisión fue premeditado y tenía la intención de silenciar a los prisioneros ucranianos y destruir evidencia.

El CICR, que organizó evacuaciones de civiles y trabajó para monitorear el trato de los prisioneros de guerra en poder de Rusia y Ucrania, afirmó que solicitó acceso a la prisión para determinar la salud y el estado de todas las personas presentes en el lugar en el momento del ataque.

Nuestra prioridad en este momento es asegurarnos de que los heridos reciban un tratamiento vital y que los cadáveres de quienes perdieron la vida sean tratados de manera digna, dijo la Cruz Roja.

Pero la organización detalló el sábado por la noche que su solicitud de acceso a la prisión aún no había sido concedida.

Conceder acceso al CICR a los prisioneros de guerra es una obligación de las partes en conflicto en virtud de los Convenios de Ginebra, tuiteó el CICR.

Rusia afirmó que el ejército de Ucrania utilizó lanzacohetes de precisión suministrados por Estados Unidos para atacar la prisión en Olenivka, un asentamiento controlado por la República Popular de Donetsk respaldada por Moscú.