Rusia lanza nuevos ataques contra objetivos en el Mar Negro

Rusia lanzó ataques aéreos el martes sobre las regiones ucranianas de Odesa y Mykolaiv, en el Mar Negro, que alcanzaron edificios civiles e infraestructura portuaria a lo largo de la costa sur del p...

Rusia lanzó ataques aéreos el martes sobre las regiones ucranianas de Odesa y Mykolaiv, en el Mar Negro, que alcanzaron edificios civiles e infraestructura portuaria a lo largo de la costa sur del país, dijo el ejército de Ucrania.

Las fuerzas del Kremlin emplearon misiles aéreos en la ofensiva, indicó el Mando Operativo del Sur en una publicación en Facebook.

En la región de Odesa, varios edificios civiles de localidades costeras fueron alcanzados y ardieron, mientras que en Mykolaiv, los ataques se dirigieron contra infraestructuras portuarias, explicó el reporte del ejército ucraniano.

Horas después de la renovada ofensiva en el sur, un funcionario nombrado por Moscú para la región de Jersón dijo que las regiones de Odesa y Mykolaiv serían liberadas pronto por las fuerzas rusas, como ocurrió con Jersón, más al este.

La región de Jersón y la ciudad de Jersón han sido liberadas para siempre", afirmó Kirill Stremousov según declaraciones publicadas por la agencia noticiosa estatal rusa RIA Novosti.

Estos avances se produjeron mientras Ucrania parecía prepararse para una contraofensiva en el sur del país.

Rusia ya había atacado el puerto de Odesa durante el fin de semana. El ejército británico afirmó el martes que no había indicios de que en la zona alcanzada hubiese un buque de guerra ucraniano y un arsenal de misiles antibuques, como afirmaba Moscú.

Según el Ministerio de Defensa de Gran Bretaña, el Kremlin considera que el uso de misiles antibuque por parte de Ucrania como una amenaza clave que limita su flota en el Mar Negro.

Esto ha socavado significativamente el plan general de invasión, ya que Rusia no puede intentar, de forma realista, un asalto anfibio para tomar Odesa, indicó el ejército británico. Rusia seguirá priorizando los esfuerzos para degradar y destruir las capacidades antibuques de Ucrania.

Es muy probable que los procesos de selección de objetivos de Rusia se vean socavados de forma rutinaria por una inteligencia anticuada, una mala planificación y el enfoque de sus operaciones", agregó.