EEUU toma medidas de emergencia para salvar a las secuoyas

El Servicio Forestal de Estados Unidos anunció el viernes que tomará medidas de emergencia para salvar a las secuoyas gigantes, como agilizar proyectos que podrían comenzar en pocas semanas para li...

El Servicio Forestal de Estados Unidos anunció el viernes que tomará medidas de emergencia para salvar a las secuoyas gigantes, como agilizar proyectos que podrían comenzar en pocas semanas para limpiar la maleza y así proteger los árboles más grandes del mundo de la creciente amenaza que representan los incendios forestales.

La medida para evitar algunas revisiones ambientales podría acortar años en el proceso de aprobación requerido para la tala de árboles pequeños en los bosques nacionales y utilizar incendios intencionados de baja intensidad para reducir la densa maleza que contribuye a alimentar los voraces incendios forestales que han matado a cerca del 20% de todas las grandes secuoyas en los últimos dos años.

Si no se toman medidas urgentes, los incendios forestales podrían eliminar un número mayor de las emblemáticas secuoyas gigantes, dijo el jefe del Servicio Forestal, Randy Moore, en un comunicado.

Esta acción de emergencia para reducir los combustibles antes de que se inicie un incendio forestal protegerá los bosques de secuoyas gigantes no quemados de los riesgos de los incendios forestales de alta gravedad.

Estos árboles, los más grandes del mundo por su volumen, están en peligro como nunca antes. Durante más de un siglo, la agresiva supresión de incendios ha dejado los bosques saturados de densa vegetación, troncos derribados y millones de árboles muertos por plagas que han alimentado las llamas agravadas por la sequía y el cambio climático.

El anuncio del servicio forestal forma parte de un plan por salvar esta especie que sólo se encuentra en la vertiente occidental de Sierra Nevada, en el centro de California.

La mayoría de los 70 bosques se agrupan alrededor del Parque Nacional de las Secuoyas y del Parque Nacional Kings Canyon, y algunos se extienden hacia el norte del Parque Nacional Yosemite.

El Parque Nacional de las Secuoyas, que depende del Departamento del Interior y no está sujeto a la acción de emergencia, está considerando un novedoso y controvertido plan para plantar plántulas de secuoya en los lugares donde los grandes árboles han sido arrasados por el fuego.