Rusia y Ucrania acuerdan reanudar la exportación de cereales

Rusia y Ucrania firmaron el viernes acuerdos por separado con Turquía y las Naciones Unidas, mediante los cuales se despeja el camino para la exportación de millones de toneladas de cereales ucrania...

Rusia y Ucrania firmaron el viernes acuerdos por separado con Turquía y las Naciones Unidas, mediante los cuales se despeja el camino para la exportación de millones de toneladas de cereales ucranianos, que se necesitan desesperadamente, así como de cereales y fertilizantes rusos, lo que supone el fin de un enfrentamiento que había amenazado la seguridad alimentaria en todo el mundo. La crisis disparó los precios del trigo y otros cereales.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, y el ministro de Infraestructura de Ucrania, Oleksandr Kubrakov, firmaron los acuerdos separados con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar. A la ceremonia en Estambul asistió personalmente el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Hoy, hay un faro en el Mar Negro, declaró Guterres. Un faro de esperanza, un faro de posibilidades, un faro de alivio en un mundo que lo necesita más que nunca, agregó.

Ustedes han superado obstáculos y dejado de lado las diferencias para allanar el camino a una iniciativa que servirá a los intereses comunes de todos, añadió, dirigiéndose a los representantes ruso y ucraniano.

El acuerdo le permitirá a Ucrania exportar al menos 22 millones de toneladas de granos y otros productos agrícolas que han permanecido atascados en los puertos del Mar Negro debido a la guerra.

Las delegaciones militares de Ucrania y Rusia habían llegado a un acuerdo tentativo la semana pasada sobre un plan de la ONU que también permitiría a Rusia exportar sus granos y fertilizantes. Mykhailo Podolyak, asesor del presidente de Ucrania, enfatizó el viernes que Ucrania y Rusia firmarían los acuerdos de forma separada, pues dijo que Ucrania no firma ningún documento con Rusia.

Guterres dijo que el plan, conocido como la Iniciativa del Mar Negro, abriría un camino para volúmenes significativos de exportaciones comerciales de alimentos desde tres puertos ucranianos clave en el Mar Negro: Odessa, Chernomorsk y Yuzhny.

El acuerdo traerá alivio para los países en desarrollo al borde de la bancarrota y a las personas más vulnerables al borde de la hambruna, afirmó.

Ayudará a estabilizar los precios mundiales de los alimentos, que ya estaban en niveles récord incluso antes de la guerra, una verdadera pesadilla para los países en desarrollo, agregó Guterres.

Ucrania es uno de los mayores exportadores mundiales de trigo, maíz y aceite de girasol, pero la invasión rusa del país y el bloqueo naval de sus puertos bloquearon sus embarques. Parte del grano se transporta a través de Europa por ferrocarril, carretera y ríos, pero los precios de productos vitales como el trigo y la cebada se han disparado durante los casi cinco meses de guerra.

El acuerdo establece disposiciones para el paso seguro de los barcos. Se establecerá un centro de control en Estambul, atendido por funcionarios de la ONU, turcos, rusos y ucranianos, a fin de ejecutar y coordinar el proceso. Los barcos se someterían a inspecciones para garantizar que no lleven armas.