Banco Central Europeo aumenta tasa de interés en medio punto

El Banco Central Europeo aumentó el jueves su tasa de interés por primera vez en 11 años, una medida ya tomada por la Reserva Federal estadounidense y otros bancos centrales, a pesar de las prevenc...

El Banco Central Europeo aumentó el jueves su tasa de interés por primera vez en 11 años, una medida ya tomada por la Reserva Federal estadounidense y otros bancos centrales, a pesar de las prevenciones acerca de si el encarecimiento del crédito para combatir la inflación no hundirá a las principales economías en la recesión.

Después de la elevación sorpresiva de la tasa en medio punto para los 19 países que usan el euro, se espera un nuevo aumento en setiembre, posiblemente de medio punto más.

El banco dijo que el aumento superior a lo previsto se debió a una evaluación actualizada de los riesgos de inflación.

El BCE es el último que se suma a los aumentos de las tasas, señal de que la inflación ha sido más alta y persistente que lo previsto y de la fragilidad de una economía más expuesta que las otras a la guerra en Ucrania y su dependencia del petróleo y el gas natural rusos. Se pronostica recesión para los próximos meses y el año entrante a medida que el aumento de las tarifas de la electricidad, el gas y la gasolina golpean a los negocios y el poder adquisitivo de la gente.

La perspectiva económica se agrava día a día, dijo Carsten Brzeski, economista jefe para la eurozona del banco ING. Al mismo tiempo, la inflación global sigue aumentando y en nuestra opinión descenderá apenas gradualmente hacia fines de año, si es que desciende. Visto retrospectivamente, el proceso de normalización tan gradual y cauteloso iniciado por el BCE al fin del año pasado ha sido demasiado lento y tardío.

Los temores por la recesión han provocado la caída del euro a su nivel más bajo frente al dólar en 20 años, lo que dificulta la tarea de combatir la inflación al elevar los precios ya altos de la energía. Eso se debe a que el precio del petróleo está denominado en dólares.

La elevación de las tasas es considerada el remedio estándar para la inflación, que actualmente es del 8,6% en la eurozona impulsada por el aumento desenfrenado de los precios de la energía. Las tasas referentes del BCE afectan el costo del dinero para los bancos y de esa manera ayudan a determinar a cuánto cobran por sus préstamos.