Guatemala: Velan a niño migrante muerto en San Antonio

ya están en México, luego de que los últimos dos cuerpos arribaron el jueves. La repatriación de los hondureños todavía está pendiente, pero se espera en breve

ya están en México, luego de que los últimos dos cuerpos arribaron el jueves. La repatriación de los hondureños todavía está pendiente, pero se espera en breve

Casimiro Guachiac, papá de Pascual Melvin, dijo a la AP que perder a su hijo ha sido muy doloroso.

Nada más tengo dos hijos y él era mi primer hijo. No pensamos en esto. Ahorita lo venimos a recibir en una caja, así muerto; es muy doloroso para mí. Sé que Dios tiene un plan de por qué me quitó a mi hijo así, expresó.

El padre recordó que le dio estudios básicos a su hijo, pero el menor le dijo que no gastara su dinero, que él se iba a hacer su vida.

"Mejor me voy a estudiar allá, recuerda que le dijo.

Guachiac Sipac era un niño indígena quiché que hablaba poco español, y que junto a su mejor amigo y primo Wilmer Tulul, de su misma edad y que murió junto con él, jugaban fútbol. Ambos planearon emigrar juntos a Estados Unidos en busca de una mejor vida para ellos y sus familias.

Los primos, originarios de esta comunidad indígena que vive de la agricultura, intentaban llegar a Houston para estudiar y buscar trabajo, huyendo de la pobreza.

El 27 de junio las autoridades estadounidenses fueron alertadas del hallazgo de un tráiler estacionado en una carretera de tierra en San Antonio que tenía personas fallecidas en su interior. En el lugar fueron localizados 46 migrantes muertos, mientras que otros siete fallecieron en hospitales de la zona.

El camión transportaba un total de 73 personas, hombres y mujeres de bajos ingresos que pagaron miles de dólares a traficantes para ingresar ilegalmente en Estados Unidos, donde aspiraban a una vida mejor. Hasta el momento, las autoridades estadounidenses han reportado la detención de cuatro personas: el chofer, de nacionalidad estadounidense, y otros tres hombres.