Capturan a diseñadora colombiana por contrabando de pieles

La diseñadora colombiana Nancy González de Barberi fue capturada el viernes en su país por presuntamente enviar ilegalmente a Estados Unidos bolsos y otros artículos de alta gama hechos con pieles...

La diseñadora colombiana Nancy González de Barberi fue capturada el viernes en su país por presuntamente enviar ilegalmente a Estados Unidos bolsos y otros artículos de alta gama hechos con pieles exóticas de caimanes y serpientes que vendía en lujosas tiendas estadounidenses y habrían sido utilizados por celebridades.

Sus exóticos diseños llegaron a ser expuestos en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, exhibidos en la Semana de la Moda de Nueva York y utilizados por personajes en la serie Sex and the City.

Los bolsos fabricados con animales en peligro de extinción se habrían enviado de contrabando y sin los permisos ambientales requeridos por Estados Unidos por medio de viajeros colombianos, a los que convencía para que los llevaran en sus maletas y justificaran ante las autoridades que eran obsequios, aunque en realidad iban a comercializarse.

En la investigación se estableció que cada viajero, supuestamente, recibía tiquetes aéreos y 600 dólares para su manutención en Estados Unidos, indicó la fiscalía colombiana en un comunicado.

De Barberi fue capturada en Cali, al suroeste del país, con fines de extradición. Es solicitada por una Corte para el Distrito Sur de La Florida por concierto para importar y llevar vida silvestre en contra de la ley y defraudar a los Estados Unidos. Podría pagar hasta 25 años de prisión y una multa de 500.000 dólares.

La acusación señala que De Barberi tenía una empresa que operaba en su país natal en cercanías a Cali, donde se fabricaban los bolsos. En 2007 estableció una compañía subsidiaria en Nueva York para vender bolsos y billeteras para mujeres hechos de piel de caimán y pitones a tiendas lujosas. De Barberi era la diseñadora y dueña de ambas empresas que comercializaban productos en Estados Unidos, Europa y Asia.

Junto a De Barberi fueron capturados Diego Mauricio Rodríguez Giraldo, quien sería su trabajador de confianza y Jhon Camilo Aguilar Jaramillo, quien habría realizado maniobras comerciales para sacar de Colombia los productos sin permisos legales.