Nueva ministra argentina dialoga con FMI en medio de dudas

La flamante ministra de Economía de Argentina, Silvina Batakis, tomó un primer contacto el miércoles con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) y acordaron mantener una constructiv...

La flamante ministra de Economía de Argentina, Silvina Batakis, tomó un primer contacto el miércoles con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) y acordaron mantener una constructiva colaboración en medio de las dudas sobre la capacidad del país sudamericano de cumplir las metas impuestas por el organismo para refinanciar una deuda de 45.000 millones de dólares.

Muy buena llamada con la ministra Silvina Batakis para hablar sobre la implementación del programa de Argentina, afirmó la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en Twitter. Esperamos continuar nuestra constructiva colaboración para promover la estabilidad económica y el crecimiento inclusivo en un entorno global muy desafiante.

Batakis asumió el lunes tras la intempestiva renuncia dos días antes del ministro Martín Guzmán por la falta de respaldo político a su plan para bajar el déficit fiscal y controlar la inflación, que acumula cerca de 30% en lo que va del año.

La llegada de Batakis al Ministerio de Economía ha abierto el interrogante de si el rumbo económico seguirá transcurriendo bajo las metas pactadas con el Fondo en el marco del acuerdo de refinanciación de la deuda tomada con ese organismo en 2018.

Ese pacto, firmado en marzo, implica una reducción del gasto público y fue defendido por el ministro saliente y considerado inevitable por el presidente Alberto Fernández, pero es rechazado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien cuestiona las políticas de ajuste del organismo.

La víspera la nueva ministra sugirió que seguramente habrá algunas modificaciones (al programa) porque el mundo está cambiando continuamente, hoy más que nunca por el tema de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Tras conversar con Georgieva, la funcionaria argentina declaró que mantuvimos una conversación fructífera y esperamos continuar teniendo un diálogo positivo.

El FMI pactó con Argentina una meta de déficit fiscal primario del 2,5% del Producto Interior Bruto (PIB) para 2022 y una reducción del financiamiento monetario al 1%.

Recientemente, y a causa del impacto de la guerra y el incremento de los precios los combustibles, se acordó modificar las metas trimestrales de déficit y de acumulación de reservas, pero manteniendo sin cambios los objetivos anuales del programa.

La semana pasada, el FMI aprobó la primera revisión trimestral del acuerdo.