Ordenan evacuar a poblado ucraniano ante ofensiva rusa

Al día siguiente de que el presidente ruso Vladimir Putin declaró victoria al tomar una provincia en el este de Ucrania vital para sus objetivos bélicos, el alcalde de otra ciudad llamó a la pobla...

Al día siguiente de que el presidente ruso Vladimir Putin declaró victoria al tomar una provincia en el este de Ucrania vital para sus objetivos bélicos, el alcalde de otra ciudad llamó a la población a evacuar la zona en vista de la inminente ofensiva rusa.

El llamado del alcalde de Sloviansk subraya los temores de que las fuerzas rusas se aprestan a adentrarse más en el Donbás, una región mayormente rusófona de Ucrania donde están concentradas las fuerzas más experimentadas del país.

Sloviansk, que tenía unos 107.000 habitantes antes de la invasión, parece estar en la mira de las fuerzas rusas ahora. La ciudad ha sido blanco de cohetes y artillería durante la guerra y los cañoneos se han intensificado desde que Rusia conquistó la principal ciudad en la vecina provincia de Luhansk, indicó el alcalde Vadim Lyakh.

Es importante evacuar la mayor cantidad de gente posible, declaró el alcalde, añadiendo que los cañoneos dañaron unas 40 viviendas solamente el lunes.

Las fuerzas ucranianas se retiraron el domingo de Lysychansk para evitar quedar rodeadas. Tanto Putin como su ministro de defensa dijeron que la conquista de la ciudad deja bajo dominio ruso a toda Luhansk, una de las dos provincias que conforman el Donbás.

La presidencia ucraniana afirmó que sus fuerzas siguen defendiendo una pequeña parte de Luhansk y que están tratando de replegarse para fortalecerse en posiciones cercanas.

La interrogante ahora es si Rusia podrá sacar las fuerzas suficientes para tomar la provincia Donetsk y así completar una conquista del Donbás. Putin reconoció el lunes que las unidades que combatieron en Luhansk necesitan descansar un poco y recuperar su capacidad de combate.

El ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu afirmó el martes que la guerra en Ucrania continuará hasta que Rusia alcance todas sus metas de guerra.

Sin embargo, añadió que las prioridades de Moscú por ahora son preservar las vidas y el bienestar de los soldados y eliminar las amenazas las vidas civiles.

Cuando Putin ordenó la invasión de Ucrania el 24 de febrero, dijo que su objetivo era defender a los habitantes del Donbás contra una supuesta agresión ucraniana, además de la desmilitarización y desnazificación de Ucrania.