Bolivia duplicará pena contra jueces y fiscales corruptos

Los jueces y fiscales bolivianos que favorezcan a acusados de feminicidio, infanticidio y violación podrán ser condenados a hasta 20 años de prisión -el doble de los previsto hasta ahora en la leg...

Los jueces y fiscales bolivianos que favorezcan a acusados de feminicidio, infanticidio y violación podrán ser condenados a hasta 20 años de prisión -el doble de los previsto hasta ahora en la legislación- según una ley que promulgó el lunes el presidente Luis Arce.

El juez que decida ir en contra de la ley, de la constitución, va a merecer una pena de hasta 20 años de cárcel, dijo el ministro de Justicia, Iván Lima, en el acto de promulgación de la norma en el Palacio de Gobierno. Hasta ahora la legislación fijaba una pena de 5 a 10 años de privación de la libertad por el delito de prevaricato.

La norma también prevé que los acusados no gocen de una detención domiciliaria que muchas veces era en el mismo hogar de la denunciante, explicó Lima.

Es vital que... los jueces no tengan opciones para favorecer a delincuentes y que este crimen sea castigado sin ninguna excusa... como abogados que, por codicia, no vacilan en defender a estas personas que han cometido este tipo de delitos y que se escudan en vacíos legales y caprichosas interpretaciones para salir bien liberados, aseguró Arce.

Además, los delitos de feminicidio, infanticidio y violación no prescribirán y quienes sean condenados no tendrán el beneficio de salir antes de que cumpla su sentencia, salvo que padezcan una enfermedad terminal que sea certificada por el Instituto de Investigaciones Forenses.

En febrero estalló un escándalo cuando la policía capturó a un asesino y violador en serie condenado a 30 años quien, tras lograr su libertad por el favor de un juez aduciendo que tenía una enfermedad, asesinó y enterró en su casa a dos mujeres. El juez Rafael Alcón, que atendió el caso, fue destituido, encarcelado y afronta cargos por prevaricato e incumplimiento de deberes.

Como Alarcón otros 14 jueces enfrentan procesos y otras 21 personas con condenas fueron recapturadas, según datos de una comisión gubernamental que se estableció a raíz de las denuncias de las familias de las víctimas.

La justicia boliviana ha recibido fuertes críticas por su mala gestión y sus deficientes investigaciones.

El Ministerio Público informó que desde enero de este año hasta los primeros días de julio se han registrado 48 feminicidios y 21 infanticidios. El año pasado se reportaron 108 feminicidios, cinco menos que en 2020, lo que ubica a Bolivia entre los países con más altos índices de violencia de género en América Latina.