Viruela símica aumenta en Europa; en ífrica es emergencia

Los casos de viruela símica en Europa se han triplicado en las últimas dos semanas, advirtió el viernes el director regional de la OMS, Hans Kluge, que llamó a los países a hacer más para impedi...

Los casos de viruela símica en Europa se han triplicado en las últimas dos semanas, advirtió el viernes el director regional de la OMS, Hans Kluge, que llamó a los países a hacer más para impedir que la enfermedad se afiance en el continente.

En tanto, las autoridades sanitarias africanas afirmaron que atienden el brote de viruela símica como una emergencia, y pidieron a los países ricos que compartan los limitados suministros de vacunas para evitar los problemas de desigualdad experimentados durante la pandemia de COVID-19.

Kluge dijo en un comunicado que era necesario redoblar esfuerzos, pese a que la OMS decidió la semana pasada que el brote no justificaba aún la declaración de emergencia sanitaria mundial.

Es imperativo que haya acciones urgentes y coordinadas si vamos a avanzar en la lucha para revertir la propagación de esta enfermedad, afirmó Kluge.

Hasta la fecha, se han reportado más de 5.000 casos de viruela símica, o viruela de los monos, en 51 países, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Kluge indicó que el número de infecciones en Europa representa 90% del total global, y apuntó que 31 países de la región europea de la OMS tienen ahora casos identificados.

Agregó que los datos de la OMS muestran que 99% de los casos reportados han sido en hombres que han tenido relaciones sexuales con otros hombres, pero indicó que existe ahora un número pequeño de casos entre contactos en el hogar, incluso niños. La mayoría de las personas han manifestado síntomas como sarpullido, fiebre, fatiga, dolor muscular, vómitos y escalofríos.

Los científicos advierten que quien mantenga contacto físico estrecho con alguien que tiene viruela símica, o con su ropa o sábanas, corre el riesgo de infectarse. Se cree que las poblaciones vulnerables, como los niños y las mujeres embarazadas, tienen más probabilidades de desarrollar síntomas graves.

Cerca del 10% de los pacientes fueron hospitalizados para recibir tratamiento o para ser aislados, y una persona fue ingresada en una unidad de cuidados intensivos. No se ha informado de ninguna muerte.

Kluge señaló que el problema de la estigmatización en algunos países puede hacer que las personas se muestren reticentes a buscar atención médica, y dijo que la OMS estaba trabajando con sus socios, incluidos los organizadores de los eventos del orgullo gay.

En el Reino Unido, que registra el brote más grande de viruela símica fuera de ífrica, las autoridades señalaron que la enfermedad se está propagando en redes sexuales definidas de homosexuales, bisexuales u hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Las autoridades británicas de salud dijeron que no hay indicios de una transmisión sostenida más allá de esas poblaciones.

Sin embargo, en ífrica, la OMS afirma que, según datos detallados de Ghana, los casos de viruela símica están casi repartidos por igual entre hombres y mujeres, y no se ha detectado ninguna propagación entre los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.

Kluge también dijo que la adquisición de vacunas debe cumplir los principios de equidad.

La principal vacuna que se utiliza contra la viruela símica se desarrolló originalmente para la viruela humana, y la Agencia Europea del Medicamentos dijo esta semana que comenzaría a evaluar si debía autorizarse para la viruela símica. La OMS señaló que los suministros de la vacuna, fabricada por Bavarian Nordic, son extremadamente limitados.

Hasta mayo, la viruela símica nunca había provocado grandes brotes más allá de las zonas de ífrica central y occidental, donde desde hace décadas enferma a la gente, es endémica en varios países y suele provocar brotes limitados cuando salta a las personas a través de animales silvestres infectados.

Hasta la fecha, se han registrado unos 1.800 casos sospechosos de viruela símica en ífrica, incluidas más de 70 muertes, pero sólo 109 han sido confirmados por el laboratorio. La falta de diagnósticos de laboratorio y la escasa vigilancia hacen que muchos casos no se detecten.

Este brote en particular significa para nosotros una emergencia, dijo Ahmed Ogwell, director en funciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de ífrica.

La OMS afirma que la viruela símica se ha extendido a países africanos en los que no se había visto antes, como Sudáfrica, Ghana y Marruecos. Pero más del 90% de las infecciones del continente se encuentran en el Congo y Nigeria, según la directora de la OMS para ífrica, la doctora Moeti Matshidiso.

Las vacunas nunca se han utilizado para detener los brotes de viruela símica en ífrica; las autoridades han confiado principalmente en el rastreo de contactos y el aislamiento.

La OMS señaló que, al igual que como ocurrió el año pasado con las vacunas contra COVID-19, los países que cuentan con suministros de vacunas contra la viruela símica todavía no las están compartiendo con ífrica.

No contamos con ninguna donación que se haya ofrecido a los países" más pobres, dijo Fiona Braka, que dirige el equipo de respuesta de emergencia de la OMS en ífrica. Sabemos que los países que tienen algunas reservas las están acopiando principalmente para sus propias poblaciones.

Matshidiso señaló que la OMS estaba en conversaciones con los fabricantes y los países con reservas para ver si podían compartirlas.

Nos gustaría que la atención mundial sobre la viruela símica actuara como catalizador para vencer a esta enfermedad de una vez por todas en ífrica, dijo el jueves.

___

Mutsaka informó desde Harare, Zimbabue.