Perú: Congreso censura a quinto ministro del Interior

El Congreso de Perú censuró el jueves al quinto secretario del Interior en el gobierno de 11 meses del mandatario Pedro Castillo por su supuesta responsabilidad en la fuga de un exministro clave en ...

El Congreso de Perú censuró el jueves al quinto secretario del Interior en el gobierno de 11 meses del mandatario Pedro Castillo por su supuesta responsabilidad en la fuga de un exministro clave en una trama de corrupción en la que se investiga incluso al presidente.

La censura se logró con 78 votos a favor, 29 en contra y 8 abstenciones. Según la ley, el abogado Dimitri Senmache debe renunciar en 72 horas y el mandatario tendrá que nombrar a su sexto ministro del Interior en su breve gestión, un acontecimiento que no ha ocurrido en 42 años.

Senmache, con poco más de un mes en el cargo fue acusado de ser responsable de la fuga del exministro de Transportes Juan Silva, a quien la fiscalía investiga por presuntamente integrar una organización criminal liderada por el mandatario, para obtener dinero de obras públicas.

En menos de un año de trabajo, el Congreso ha obligado a renunciar a cuatro ministros mediante la censura, una cifra mayor al trabajo de otros legislativos en los periodos entre 2001-2019 cuando sólo censuraron a tres ministros en total.

Perú vive su más reciente capítulo de una crisis política agudizada en 2016 ”que ha dejado cinco presidentes y tres parlamentos. Los choques entre los dos poderes del Estado continúan en medio de enfrentamientos entre Castillo y el Congreso que ya ha buscado destituirlo dos veces.

Castillo suma su cuarto gabinete ministerial y ha nombrado en repetidos casos a funcionarios inexpertos en medio de la inflación global, la pandemia del COVID-19 y un derrame petrolero sobre el Pacífico que ha provocado el peor desastre ecológico de la historia reciente.

Tanto Castillo como el Congreso son impopulares en todas las encuestas. Según el sondeo nacional de junio de la firma Ipsos, el presidente tiene una desaprobación de 70%, mientras el Parlamento lo supera y llega a 75%.