Condenan por peculado a exdiplomático salvadoreño

Un tribunal de la capital salvadoreña condenó el martes a ocho años de cárcel al coronel en retiro Sigifredo Ochoa Pérez por el delito de peculado al apropiarse de más de 40.000 dólares cuando ...

Un tribunal de la capital salvadoreña condenó el martes a ocho años de cárcel al coronel en retiro Sigifredo Ochoa Pérez por el delito de peculado al apropiarse de más de 40.000 dólares cuando se desempeñó como embajador de El Salvador en Honduras entre 2004 y 2009.

De acuerdo con la fiscalía del caso, el militar retirado y el exministro consejero de la embajada en Honduras, Walter Alfredo Anaya, elaboraron dos contratos de arrendamientos del edificio donde funciona la sede diplomática en Tegucigalpa por un monto 107.000 dólares, que fueron pagados con fondos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Detalla la acusación que uno de los contratos era por 2.000 dólares mensuales y el otro por 3.000 dólares. El excedente que era de 800 dólares era recibido por Ochoa Pérez. Cuando dejó el cargo, el dinero lo siguió recibiendo el exministro consejero Anaya, indica la fiscalía.

La irregularidad fue advertida cuando asumió el nuevo embajador y lo reportó a la cancillería salvadoreña.

Nos sentimos complacidos con la decisión, que se ha basado en las pruebas que han sido presentadas por el ente fiscal. Se comprobó que el señor Ochoa Pérez había peculado la cantidad de 41.040 dólares cuando fue embajador de El Salvador en Honduras, indicó la fiscalía.

Pese a que el Tribunal encontró culpable al coronel retirado por apropiarse del dinero del Estado, no fue condenado civilmente a devolver el dinero, ya que la propietaria del inmueble devolvió los 107.000 dólares que el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador le había pagado en exceso.

Durante todo el proceso judicial, el militar permaneció en su hogar con medidas sustitutivas a la detención, pero al conocer la sentencia fue esposado y llevado a la cárcel.

Ochoa Pérez también fue diputado de la Asamblea Legislativa salvadoreña entre 2012 y 2015 bajo la bandera de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena).