Un ciberataque paraliza una importante acería iraní

Una de las mayores empresas iraníes de acero indicó el lunes que se había visto obligada a detener la producción tras ser blanco de un ciberataque, lo que lo convertiría en uno de los ataques de ...

Una de las mayores empresas iraníes de acero indicó el lunes que se había visto obligada a detener la producción tras ser blanco de un ciberataque, lo que lo convertiría en uno de los ataques de esa clase más importantes contra la industria iraní en la memoria reciente.

La firma estatal Khuzestan Steel Company dijo en un comunicado que los expertos habían determinado que la firma no podía continuar las operaciones debido a problemas técnicos y cerrará hasta nuevo aviso después de ciberataques. El sitio web de la compañía parecía estar fuera de servicio.

El director general de la firma, Amin Ebrahimi, afirmó que Khuzestan Steel había logrado frustrar el ciberataque y evitar daños estructurales a las líneas de producción que afectaran a las cadenas de suministro y a los clientes.

Por suerte, con tiempo y conocimiento, el ataque fue infructuoso, dijo Ebrahimi en declaraciones citadas por la agencia semioficial de noticias Ebrahimi. El directivo añadió que esperaba que el sitio web y las operaciones de la firma regresaran a la normalidad para el final del lunes.

Una televisora local, Jamaran, reportó que el ataque había fracasado porque la fábrica no estaba en funcionamiento en ese momento debido a un corte de electricidad.

La empresa no culpó a ningún grupo en concreto por la agresión, que es un nuevo caso de ataque contra entidades del país que han avergonzado a las autoridades en las últimas semanas. En un importante incidente el año pasado, un ciberataque a la red de distribución de combustible iraní paralizó las gasolineras de todo el país y provocó largas filas de conductores enojados.

Además, las estaciones ferroviarias se han visto afectados por mensajes falsos sobre demoras. Las cámaras de vigilancia del país han sido hackeadas. Los sitios web estatales han sufrido interferencias. Se han filtrado imágenes que mostraban abusos en la conocida prisión Evin del país.

Irán ha acusado en el pasado a Estados Unidos e Israel por ciberataques que han golpeado y mermado la infraestructura del país.

Khuzestan Steel Company, con sede en Ahvaz, en el suroeste de Irán, comparte el monopolio de la producción de acero en Irán con otras dos grandes firmas estatales. La compañía, fundada antes de la Revolución Islámica de 1979, tuvo durante décadas tras la revolución líneas de producción asociadas a compañías alemanas, italianas y japonesas.

Sin embargo, las duras sanciones sobre Irán asociadas a su programa nuclear han obligado a la compañía a reducir su dependencia de piezas extranjeras.

El gobierno considera la industria siderúrgica como un sector crucial. Irán es el principal productor de acero en Oriente Medio y uno de los 10 más grandes del mundo, según la World Steel Association. Sus minas de hierro proporcionan materias primas para la producción nacional exportadas a docenas de países, como Italia, China y Emiratos írabes Unidos.

Sin embargo, la producción iraní de acero en bruto fue de apenas 2,3 millones de toneladas el mes pasado, según la WSA. El descenso actual en exportaciones se ha atribuido a que Rusia, golpeada por las sanciones, ha inundado a los compradores chinos de acero iraní con materiales rebajados tras perder acceso a los mercados occidentales por la guerra en Ucrania.