Varios detenidos en marcha de orgullo gay en Turquía

Decenas de personas fueron detenidas en el centro de Estambul luego que las autoridades de la ciudad prohibieron la realizaron de una marcha del orgullo gay, denunciaron organizadores el domingo.

Decenas de personas fueron detenidas en el centro de Estambul luego que las autoridades de la ciudad prohibieron la realizaron de una marcha del orgullo gay, denunciaron organizadores el domingo.

La ciudad más grande de Turquía prohíbe la marcha desde el 2015, pero multitudes igualmente se aglomeran cada año para conmemorar el fin del mes del orgullo gay. Los organizadores dicen que la prohibición es ilegal.

¡No nos rendiremos, no tenemos miedo! Seguiremos nuestras actividades en lugares seguros y en internet, aseveró el Comité de la Marcha LGBTI+ vía Twitter.

Kaos GL, una prominente organización LGBTQ, indicó poco antes del inicio programado de la marcha, que la policía había detenido a 52 personas. El comité organizador luego elevó la cifra a más de 100.

Ni la policía ni el gobierno local han informado al respecto.

Imágenes en redes sociales muestran a personas siendo registradas y llevadas a autobuses, entre ellas por lo menos un fotoperiodista. El gremio de periodistas DISK Basin-Is indicó que muchas personas fueron golpeadas por los policías.

Vecinos de la zona hicieron sonar cacerolas desde balcones y ventanas en muestra de solidaridad con los manifestantes, mientras un helicóptero policial sobrevolaba el lugar.

Había cercas de metal y policías antimotines en la Plaza Taksim y en la Avenida Istiklal en el distrito Beyoglu, una zona comercial y turística y también un frecuente punto de encuentro para manifestantes.

El metro en la zona estaba cerrado horas antes del inicio de la marcha.

Turquía antes era uno de los pocos países de mayoría musulmana en permitir las marchas de orgullo gay. La primera fue en el 2003, el año siguiente del ascenso al poder del partido del presidente Recep Tayyip Erdogan.

En años recientes, el gobierno ha reprimido actos públicos que no concuerden con su ideología conservadora. La policía suele reprimir eventos de orgullo gay con gas lacrimógeno o perdigones.

Los activistas también se han visto amenazados por contramanifestaciones de personas que dicen ser defensoras de valores turcos.