Camboya confirma victoria electoral del partido oficialista

Las autoridades en Camboya confirmaron el domingo la victoria del partido del primer ministro Hun Sen en las elecciones locales de este mes.

Las autoridades en Camboya confirmaron el domingo la victoria del partido del primer ministro Hun Sen en las elecciones locales de este mes.

La Comisión Nacional Electoral reportó que el Partido del Pueblo de Camboya recibió el 74,3% de los votos, frente a 22,3% frente al opositor Partido Luz de la Vela. Ello significa que el PPC ganó en 1.652 distritos y que el Luz de la Vela en los otros cuatro.

El PPC lleva décadas aferrado al poder y controla casi todas las ramas del gobierno. La oposición está menos organizada, tiene menos recursos y vive con el miedo de la intimidación.

Hun Sen, de tendencia autoritaria aunque Camboya es nominalmente democrática lleva 37 años en el poder. Ha indicado que piensa permanecer en el cargo hasta el 2028, y ha ungido a uno de sus hijos como sucesor.

Las elecciones locales, realizadas un año antes de las generales, son consideradas como una prueba del poder que tienen los partidos.

La comisión electoral manifestó que un 80,19% de los 9,2 millones de votantes registrados en el país votaron.

El Luz de la Vela es extraoficialmente el sucesor del Partido de Rescate Nacional de Camboya, que obtuvo un fuerte resultado de segundo lugar en las elecciones locales del 2017.

Tras esas elecciones y antes de las del 2018, el partido quedó disuelto por la Corte Suprema con el cuestionado argumento de que estaba involucrado en actos de traición.

El dictamen de la corte llevó a la destitución de funcionarios miembros del partido, el cual quedó prohibido de participar en los comicios del 2018. Así, el partido de Hun Sen arrasó totalmente en la Asamblea Nacional.

El partido oficialista y la Comisión Nacional Electoral han anunciado que demandarán a Son Chhay, vicepresidente de Luz de la Vela, por comentarios que hizo en una entrevista denunciando que las elecciones no fueron justas.

Son Chhay denunció que la comisión electoral estaba parcializada a favor del partido oficialista y que abundaron las compras de votos y la intimidación electoral. Tanto el gobierno como la comisión electoral rechazaron las acusaciones.

Son Chhay, que tiene nacionalidad doble camboyana y australiana, abandonó el país cuando fueron presentadas las denuncias, dijeron colegas suyos.