Compañías en Francia piden reducir consumo de combustible

Los líderes de tres empresas energéticas francesas pidieron el domingo a la población reducir su consumo de combustible, petróleo, electricidad y gas, ante la escasez y la inflación causadas por ...

Los líderes de tres empresas energéticas francesas pidieron el domingo a la población reducir su consumo de combustible, petróleo, electricidad y gas, ante la escasez y la inflación causadas por los recortes en el suministro a raíz de la invasión rusa de Ucrania.

El esfuerzo debe ser inmediato, colectivo y masivo, declararon en una proclama conjunta los jefes de las compañías TotalEnergies, EDF y Engie

Cada gesto cuenta, añadieron en el remitido publicado por el diario Journal du Dimanche.

Rusia ha cortado sus suministros de gas a varios países de la Unión Europea en represalia por las sanciones que el bloque le ha impuesto a Rusia por su invasión iniciada el 24 de febrero.

El sistema energético europeo lleva meses en crisis. Ha estado bajando la cantidad de gas disponible en el continente y las autoridades han aplicado un sistema de racionamiento. Francia, al igual que otros países europeos, está tratando de aumentar sus reservas de gas de cara al invierno a fin de evitar una crisis política y económica.

Tomar acción en el verano nos preparará para el invierno, aseguraron los jefes de las compañías.

Además de la escasez provocada por la guerra en Ucrania, la capacidad de producción hidroeléctrica en Europa se ha visto afectada por la sequía.

Los altos precios de los energéticos son resultado de estas dificultades, que amenazan nuestra cohesión social y política y tienen un impacto severo en el poder adquisitivo de las familias, dice la nota.

El gobierno francés planea volver a poner en funcionamiento una planta de generación de electricidad a base de carbón en la región de

Moselle en el este a fin de cumplir con las demandas de electricidad en el invierno, reportó la prensa local citando un comunicado del Ministerio de Transición Energética.

El gobierno clausuró la planta en Saint-Avold en marzo, como parte del plan del presidente Emmanuel Macron de cerrar todas las plantas que dependen del carbón para fines de año, a fin de proteger el medio ambiente y combatir el calentamiento atmosférico.

Una planta a base de carbón en Francia sigue operando. La reanudación de funciones en Saint-Avold sería solo temporal debido a la situación en Ucrania y la incertidumbre en los mercados energéticos, dice la nota del ministerio según la emisora RTL France.

En ese caso no se usará nada de carbón ruso y el porcentaje de energía a base de carbón en Francia seguirá estando por debajo del 1%, según la declaración.