EEUU pide a El Salvador le extradite a líderes de MS-13

Estados Unidos solicitó el viernes a El Salvador la extradición inmediata de al menos 14 líderes de la pandilla delictiva Mara Salvatrucha (MS-13) para procesarlos en tribunales estadounidenses por...

Estados Unidos solicitó el viernes a El Salvador la extradición inmediata de al menos 14 líderes de la pandilla delictiva Mara Salvatrucha (MS-13) para procesarlos en tribunales estadounidenses por delitos cometidos en aquel país.

Patrick Ventrell, encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en El Salvador, dijo que las pandillas son increíblemente peligrosas y han causado un daño devastador en muchas comunidades en El Salvador y en Estados Unidos, principalmente entre la diáspora salvadoreña.

El funcionario, que habló sólo con periodistas de medios locales, afirmó que ha visto la sensación de seguridad en las calles del país centroamericano por el combate que el gobierno del presidente Nayib Bukele desarrolla contra las pandillas, pero afirmó que hay denuncias de violaciones a los derechos humanos.

Manifestó que la mejor forma que tiene el gobierno salvadoreño para demostrar que quiere una solución real, duradera y sostenible para reducir la violencia de pandillas, es extraditar a los lideres peligrosos de la Mara Salvatrucha conocidos como la Ranfla Nacional.

Hacemos un llamado a las autoridades salvadoreñas para que extraditen inmediatamente a estos criminales pandilleros y en especial los que están actualmente bajo su custodia, apuntó.

Ventrell insistió en que no deben quedar queden impunes crímenes atroces que a menudo son ordenados por cabecillas que están en El Salvador y son cometidos en calles de Estados Unidos.

Señaló el caso del jefe pandillero Armando Eliú Melgar Díaz, alias Blue, que controlaba las operaciones criminales en varios estados de Estados Unidos y en diferentes países como México y El Salvador.

Según las autoridades estadounidenses, Blue ordenó el asesinato de Nayeli Guzmán, una adolescente de 14 años, y que le mandaran fotos de su cuerpo destazado a machetazos, las que fueron compartidas con la Ranfla en El Salvador.

Criminales como el ˜Blue™ son una amenaza inmediata a la seguridad de las personas en El Salvador y en Estados Unidos, manifestó.

Ventrell también criticó la decisión del gobierno salvadoreño de implementar el régimen de excepción para combatir a las pandillas y afirmó que el respiro (de seguridad) que la administración Bukele les ha dado también viene con un alto costo.

El régimen de excepción es una política insostenible que ya ha dejado decenas de miles de detenidos y numerosas denuncias de violaciones de derechos humanos, arrestos arbitrarios y muerte de detenidos también, afirmó.

El jueves, la Corte Suprema de Justicia salvadoreña autorizó la extradición de un nacional, Franklin Antonio Cárcamo, hacia Estados Unidos, donde está acusado de violación de varias mujeres jóvenes en Virginia.