Ecuador: Lasso dice que líder indígena busca dar golpe

El presidente ecuatoriano Guillermo Lasso sostuvo el viernes que el líder indígena Leonidas Iza, que encabeza las protestas que ya han dejado cuatro muertos, busca dar un golpe de Estado y advirtió...

El presidente ecuatoriano Guillermo Lasso sostuvo el viernes que el líder indígena Leonidas Iza, que encabeza las protestas que ya han dejado cuatro muertos, busca dar un golpe de Estado y advirtió que usará todas las herramientas legales para contener la violencia que han desatado las manifestaciones.

Está comprobado que la intención verdadera de los violentos es generar un golpe de Estado y por eso hacemos un llamado a la comunidad internacional para advertir de este intento de desestabilizar la democracia en Ecuador, dijo Lasso en una cadena de radio y televisión.

El mandatario apuntó contra el líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, que ha convocado las manifestaciones. La intención del señor Iza es el derrocamiento del gobierno... El señor Iza ya no puede controlar la situación. La violencia perpetrada por criminales infiltrados se le fue de las manos.

Lasso convocó a las organizaciones de derechos humanos para que supervisen la situación en el país y destacó que frente a la ola de ataques el gobierno nacional utilizará todos los recursos legales que la ley le faculta para enfrentar a los vándalos y criminales.

A su vez convocó a los indígenas y campesinos que han sido traídos a Quito con engaños a que regresen a sus comunidades y añadió que está dispuesto a reanudar el diálogo para buscar una salida a los problemas que desencadenaron las protestas.

Hace casi dos semanas la Confederación de Nacionalidades Indígenas convocó a un paro nacional para exigir al gobierno que cumpla 10 puntos, entre ellos la reducción del precio de la gasolina de 2,55 a 2,10 dólares dólares el galón, mayor presupuesto para la educación y la salud y la fijación de precios de productos agropecuarios.

Las protestas se han caracterizado por el bloqueo casi permanente de las principales carreteras, especialmente en el centro-norte del país, donde algunas ciudades más grandes padecen escasez de alimentos, combustibles y gas de uso doméstico.

Los manifestantes se han concentrado desde el jueves en la Casa de la Cultura y Parque de El Arbolito en Quito, muy cerca de instituciones como la Asamblea, la Fiscalía y la Procuraduría, cuyo edificio fue incendiado y sus documentos destruidos durante protestas indígenas en 2019, cuando pedían que no se eliminara parcialmente el subsidio a la gasolina.