Mueren 5 migrantes en estampida para entrar a Melilla

Cinco africanos que intentaban cruzar a España murieron el viernes y decenas de migrantes y policías resultaron heridos en lo que las autoridades marroquíes llamaron una estampida de gente que salt...

Cinco africanos que intentaban cruzar a España murieron el viernes y decenas de migrantes y policías resultaron heridos en lo que las autoridades marroquíes llamaron una estampida de gente que saltó la cerca fronteriza entre Marruecos y el enclave norafricano español de Melilla.

Un total de 133 migrantes cruzaron la frontera entre Nador, en Marruecos, y Melilla, el primer cruce masivo desde que España y Marruecos restablecieron relaciones diplomáticas el mes pasado. Un vocero de la delegación del gobierno español en Melilla dijo que unas 2.000 personas intentaron el cruce, pero que fueron detenidos por agentes de la Guardia Civil española y la policía marroquí a cada lado de la barda fronteriza.

El ministerio del Interior marroquí dijo en un comunicado que las muertes se produjeron cuando la gente trató de saltar la barda de hierro. Cinco migrantes murieron y 76 resultaron heridos, además de 140 agentes de seguridad marroquíes. Los heridos fueron trasportados a hospitales en Nador, añadió.

Las autoridades españolas dijeron que 49 guardias civiles sufrieron lesiones menores y que 57 migrantes requirieron tratamiento médico, tres de ellos en un hospital. Ningún caso era grave. Algunos migrantes arrojaron piedras que dañaron cuatro vehículos policiales.

Quienes lograron cruzar acudieron a un centro de migrantes, donde las autoridades estaban evaluando sus casos.

A veces, las personas que huyen de la pobreza y la violencia suelen participar en intentos masivos de entrada a Melilla y al otro enclave español en el norte del continente, Ceuta, como trampolín para llegar a la Europa continental.

España suele confiar en las autoridades marroquíes para mantener a los migrantes lejos de la frontera.

A principios de marzo, más de 3.500 personas intentaron escalar la doble cerca perimetral de 6 metros (20 pies) de altura que rodea la ciudad y casi 1.000 lograron saltarla, de acuerdo con las autoridades españolas.

Los cruces del viernes fueron los primeros desde que las relaciones entre los dos países mejoraron en marzo, tras un año de tensiones centradas en el Sáhara Occidental, una antigua colonia española que Marruecos se anexionó en 1976.

Marruecos suavizó sus controles en torno a Ceuta el año pasado, lo que permitió la llegada de miles de migrantes al territorio español. La medida fue considerada una represalia por la decisión de Madrid de permitir que el líder del Frente Polisario, el movimiento independentista del Sáhara Occidental, recibiera tratamiento contra el COVID-19 en un hospital español.

Las tensiones entre las dos naciones comenzaron a mejorar a principios de año, luego de que España respaldó el plan marroquí de conceder una mayor autonomía a la región, donde los activistas buscan la plena independencia.

___

Ciarán Giles informó desde Madrid