Crisis en Bulgaria empaña cumbre sobre membresía en la UE

de las negociaciones de adhesión de la UE con Macedonia del Norte y Albania.

de las negociaciones de adhesión de la UE con Macedonia del Norte y Albania.

Los tres países pertenecen a la OTAN, pero Bulgaria ha utilizado su estatus como miembro de la UE para impedir que los otros dos se unan bloque de 27 naciones. Bulgaria tiene una disputa con Macedonia del Norte sobre el origen étnico y el idioma, y su postura también ha estancado el progreso de Albania porque la UE trata al par como un paquete político.

La guerra de Rusia en Ucrania ha engrosado la lista de aspirantes a integrarse a la UE. Los gobiernos de Ucrania, Moldavia y Georgia se apresuraron a presentar solicitudes de membresía tras el inicio de la invasión.

Los jefes de Estado y de gobierno de la UE se reúnen en Bruselas para una cumbre de dos días a partir del jueves y planean considerar la membresía de Kiev, el primer paso en el proceso de adhesión.

La UE admitió por última vez a un nuevo miembro, Croacia, en 2013. El proceso de ampliación se volvió más lento a medida que crecían las voces euroescépticas en países miembros como Alemania, Francia, Italia y los Países Bajos, todos miembros fundadores del bloque en la década de 1950.

La crisis de la deuda de la eurozona hace 10 años, una ola de migración a Europa en 2015 y la decisión del Reino Unido en un referéndum de 2016 de retirarse de la UE también contribuyeron a la inquietud política sobre la mayor expansión del bloque.

Casi todos los pasos del proceso de membresía de la UE, desde reconocer a un candidato hasta completar los elementos de las negociaciones de ingreso, requieren el respaldo unánime de los gobiernos nacionales del bloque.