Alemania enfrenta "crisis" de gas y declara nivel de alarma

más que en estas fechas el año pasado. Pero el objetivo de llegar al 90% en diciembre no será posible sin nuevas medidas, agregó.

más que en estas fechas el año pasado. Pero el objetivo de llegar al 90% en diciembre no será posible sin nuevas medidas, agregó.

Aunque todavía no lo notemos: estamos en una crisis del gas", agregó Habeck.

Alemania no reaccionará acaparando todos los suministros que recibe y dejando sin nada a sus vecinos, apuntó el ministro. En su lugar, el gobierno instó a la industria y a la población a reducir el consumo en la medida de lo posible.

Los precios ya son altos y tenemos que estar preparados para nuevos incrementos", dijo Habeck. Esto afectará a la producción industrial y se convertirá en una gran carga para muchos productores.

Para reducir la demanda, el gobierno prevé celebrar subastas en las que los grandes consumidores industriales recibirán dinero a cambio de renunciar a sus contratos.

El ejecutivo alemán dijo que informó de su decisión con antelación a sus socios europeos.