Protección a Nueva Orleans lista, 17 años después de Katrina

Diecisiete años después de que el huracán Katrina inundó Nueva Orleans, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército ha completado un intenso sistema de esclusas, además de haber fortalecido diques y ot...

Diecisiete años después de que el huracán Katrina inundó Nueva Orleans, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército ha completado un intenso sistema de esclusas, además de haber fortalecido diques y otras protecciones.

El anillo de 210 kilómetros (130 millas) está diseñado para soportar una marejada ciclónica de unos 9 metros (30 pies) alrededor de Nueva Orleans y suburbios en tres distritos.

Es el mayor trabajo de obras públicas en la historia de los Cuerpos y es el resultado de casi dos décadas de trabajo arduo y colaboración a los niveles local, estatal y federal, declaró el viernes el gobernador John Bel Edwards durante la entrega simbólica al estado. El pueblo de Nueva Orleans ha sufrido lo peor de la madre naturaleza y, con la finalización del sistema, estará protegido por la mejor ingeniería, diseño y protección para huracanes, dijo.

La temporada de huracanes del Atlántico comienza el 1 de junio y los meteorólogos federales pronostican que este año será agitada.

El Congreso dio 14.500 millones de dólares para el que es llamado formalmente Sistema de Reducción de Riesgo de Daños por Tormentas (HSDRRS, por sus siglas en inglés) y otros proyectos relacionados. Incluye dos características que los Cuerpos describen como las mayores en el mundo: una estación de bombeo y una barrera de 2,9 kilómetros (1,8 millas) que puede ser cerrada al presentarse marejadas.

Luisiana pagará 1.100 millones de dólares, dijo la oficina del gobernador en un correo electrónico el viernes. No indicó si eso incluye intereses.

Los diques soportaron el huracán Ida en 2021, aunque algunos suburbios fuera del sistema se inundaron.

Para 2011, el sistema podía proteger contra una tormenta con una probabilidad de ocurrencia de 1% en un año dado.

Entre las capacidades añadidas desde entonces estuvo el blindar los diques contra la erosión y el restregado cuando las marejadas rebasan el tope y tres cierres permanentes de canales y bombas.

Sabemos que tarde o temprano vamos a enfrentar una marejada mayor que las elevaciones de 1%, así que diseñamos el HSDRRS para ser sobrepasado, dijo el coronel Stephen Murphy, comandante de los Cuerpos de Ingeniera para el Distrito de Nueva Orleans. Con todo el blindaje colocado ahora, este sistema entra en la temporada de huracanes de 2022 más fuerte que nunca.

Luisiana ha estado tomando control del sistema desde hace años, a medida que eran construidos los componentes, informó el diario The Times-Picayune/The New Orleans Advocate.

Dijo que los costos de mantenimiento y operación estarán en alrededor de 25 millones de dólares anuales para la Autoridad de Protección de Inundaciones del Sureste de Luisiana y en 7,8 millones anuales para su contraparte de la margen occidental.