EEUU renueva exención de sanciones a petrolera Chevron

El gobierno del presidente Joe Biden renovó el viernes la licencia que exime parcialmente a Chevron de las sanciones sobre Venezuela, para que pueda seguir operando en el país rico en petróleo y cu...

El gobierno del presidente Joe Biden renovó el viernes la licencia que exime parcialmente a Chevron de las sanciones sobre Venezuela, para que pueda seguir operando en el país rico en petróleo y cuyo gobierno se dice socialista.

La licencia emitida por el Departamento del Tesoro permite a Chevron, con sede en California, y a otras empresas estadounidenses realizar el mantenimiento básico de los pozos que operan con la empresa estatal PDVSA, contra las esperanzas de quienes esperaban ver una reanudación de las exportaciones para aliviar la presión sobre los precios en las gasolineras de Estados Unidos.

Ante la invasión de Ucrania por las fuerzas de Vladimir Putin y las consiguientes sanciones internacionales a la industria petrolera rusa, el gobierno de Biden está reconsiderando las medidas de larga data que aíslan a otras dos potencias petroleras, Venezuela e Irán.

En marzo, tres altos funcionarios de Washington viajaron a Caracas para reunirse con el presidente Nicolás Maduro y tratar de atraerlo nuevamente a las negociaciones con la oposición respaldada por Estados Unidos, así como conseguir la libertad de varios estadounidenses encarcelados desde hace años. La zanahoria era el posible levantamiento de las sanciones impuestas en 2019, cuando Maduro ganó fácilmente la reelección en unos comicios considerados antidemocráticos por Washington y decenas de aliados.

Maduro ha festejado esta oferta sorpresiva e incluso ha dicho en broma que le gustaría viajar a Nueva York para asistir a un festival de salsa, pero desde entonces los avances han sido escasos.

Mientras tanto, la oposición se muestra intransigente e incluso algunos legisladores demócratas han acusado al gobierno de ceder en exceso a un déspota petrolero a cambio de casi nada en vista de que Venezuela ha perdido peso en los mercados energéticos globales.

Venezuela tiene las reservas petroleras más grandes del mundo, pero debido al desgobierno y más recientemente las sanciones estadounidenses, la producción ha disminuido constantemente desde los 3,5 millones de barriles diarios cuando Hugo Chávez tomó el poder en 1999 a 700.000 diarios en abril.

Chevron, que opera en Venezuela desde la década de 1920, ha pedido una ampliación de la licencia para reanudar exportaciones y contrarrestar la influencia creciente de las petroleras de China, Rusia, Irán y otros adversarios de Estados Unidos.