China, Rusia vetan nuevas sanciones de ONU a Corea del Norte

son una grave amenaza a la paz y la seguridad internacionales.

son una grave amenaza a la paz y la seguridad internacionales.

En la última resolución sancionadora adoptada por la entidad en diciembre de 2017, los miembros se comprometieron a restringir aún más las exportaciones de petróleo al Norte si lanzaba un misil balístico capaz de alcanzar rangos intercontinentales.

Antes de la votación, Thomas-Greenfield instó al Consejo a cumplir con su compromiso y a actuar contra las pruebas de ICBMs y contra su creciente programa nuclear.

Zhang Jun, embajador de China ante la ONU, culpó a Estados Unidos de no corresponder las iniciativas positivas de Pyongyang durante las cumbres con el gobierno del expresidente Donald Trump en 2018 y 2019.

Según el diplomático, ahora es responsabilidad de Washington reanudar el diálogo y encontrar una solución política a la situación en la península, donde la guerra que librada entre 1950 y 1953 por el Norte y el Sur terminó con un armisticio en lugar de con un tratado de paz.

Por su parte, el embajador ruso, Vassily Nebenzia, afirmó que Moscú había dicho en varias ocasiones a Estados Unidos que las sanciones contra la hermética nación eran un camino hacia un callejón sin salida y destacó "la ineficación y la inhumanidad de seguir reforzando la presión de las sanciones sobre Pyongyang.

El anuncio de la votación del miércoles se produjo horas después de las últimas pruebas de misiles del Norte, las 17mas de este año, y tras la conclusión, en la víspera, de la gira del presidente Joe Biden por Asia para reforzar la posición estadounidense en la región.

Los expertos sostienen que el Norte quiere seguir adelante en su intento de ampliar su arsenal y aumentar la presión sobre sus rivales para conseguir un alivio de las sanciones y otras concesiones.