Gran Bretaña anuncia ayuda económica para la población

El gobierno británico develará en las próximas horas un paquete de ayuda financiera a la población ante el aumento de la inflación, al día siguiente de que el primer ministro juró pasar la pág...

El gobierno británico develará en las próximas horas un paquete de ayuda financiera a la población ante el aumento de la inflación, al día siguiente de que el primer ministro juró pasar la página tras meses de escándalos por la realización de fiestas durante la pandemia.

El paquete de medidas de 10.000 millones de libras (12.500 millones de dólares), que anunciará el secretario del Tesoro, Rishi Sunak, incluye un impuesto a las empresas de petróleo y gas que han recibido prodigiosas ganancias los últimos meses y un recorte de las facturas de combustible para millones de usuarios.

El impuesto a las compañías energéticas es un cambio radical para el gobierno conservador, que en el pasado había dicho que ello desalentaría las inversiones en el sector. Johnson ha dicho que semejante impuesto sería totalmente ridículo y llevaría a un aumento de precios para los consumidores.

Pero el gobierno ahora se encuentra bajo presión política, en momentos en que las alzas de precios, especialmente de comida y combustibles, están causando penurias económicas a la población.

La inflación en Gran Bretaña en abril fue de 9%, su nivel más alto en 40 años, y los precios de la energía subieron 54%, lo que en promedio implica que cada vivienda tendrá que pagar unas 700 libras (863 dólares) al año. El regulador de energía británico vaticinó esta semana que las facturas de energía podrían aumentar otras 800 libras al año en el otoño, debido a que la guerra en Ucrania y el repunte de la demanda pospandemia impulsan los precios de petróleo y gas natural.

El anuncio de las medidas ocurre en momentos en que el gobierno de Johnson trata de recuperarse luego que una investigación halló una cultura de irrespeto hacia las normas en la oficina del 10 Downing St.

La investigadora pública Sue Gray detalló una serie de fiestas con bebidas alcohólicas por parte del personal del despacho de Johnson en el 2020 y el 2021, cuando el mismo gobierno le prohibía a la población realizar fiestas - e incluso visitar a familiares enfermos - debido a la pandemia. Gray expresó que el equipo de gobierno debe aceptar su responsabilidad por fallas de liderazgo y juicio.