Pakistán: expremier Khan cancela protesta y exige elecciones

menos de una semana para convocar nuevas elecciones y advirtió que si el gobierno no cumple, regresará a la capital acompañado de tres millones de seguidores.

menos de una semana para convocar nuevas elecciones y advirtió que si el gobierno no cumple, regresará a la capital acompañado de tres millones de seguidores.

Les doy seis días", dijo Khan desde un camión de sonido estacionado en la céntrica avenida Jinnah a primera hora del jueves, demandando también la disolución del parlamento. Si no no hacen en seis días, regresaré.

Khan, una exestrella del críquet reconvertido en político islamista, fungió como primer ministro durante más de tres años y medio hasta su destitución el mes pasado luego de una moción de censura en el parlamento. Desde entonces, ha celebrado multitudinarios mítines todo el país, alegando que su salida del poder fue el resultado de un complot organizado por Estados Unidos. Washington ha negado las acusaciones mientras que Sharif las califica de sarta de mentiras.

En la ciudad oriental de Lahore se registraron disturbios el miércoles cuando la policía antimotines disparó gases lacrimógenos e hizo retroceder a cientos de partidarios de Khan, que arrojaron piedras a los agentes en un intento de cruzar un puente cortado para subir a autobuses hacia Islamabad.

Docenas de seguidores del exmandatario se enfrentaron a policías en la capital, donde los inconformes plantaron fuego a los arbustos que bordean un bulevar del centro. También se reportaron altercados en otras partes del país, incluyendo Karachi, donde los manifestantes quemaron un vehículo policial.

El gobierno dijo que ha arrestado a más de 1.700 partidarios de Khan en las últimas 48 horas.

Khan perdió el poder el abril cuando algunos miembros de su partido, Tehreek-e-Insaf, y un socio clave de su coalición desertaron antes del voto de la moción de censura. Pero el exprimer ministro culpa de ellos a Estados Unidos, alegando que Washington conspiró para derrocarlo con la ayuda de Sharif.

En los últimos meses de su mandato, Khan se había convertido en una figura impopular debido a la creciente inflación. Pero en ese tiempo ha recuperado considerablemente la popularidad perdida gracias a su campaña retórica contra Washington y el ejecutivo de Sharif.