Argentina: niños reciben refuerzos contra el COVID-19

En un contexto de aumento de los casos de COVID-19, las autoridades argentinas comenzaron el miércoles a aplicar vacunas de refuerzo a los niños de entre 5 y 11 años.

En un contexto de aumento de los casos de COVID-19, las autoridades argentinas comenzaron el miércoles a aplicar vacunas de refuerzo a los niños de entre 5 y 11 años.

La provincia de Buenos Aires, la más poblada de Argentina, es la primera que inició la aplicación de terceras dosis de los laboratorios Moderna y Pfizer. El gobierno provincial anunció que serán inmunizados aquellos que hayan completado su esquema inicial de inoculación al menos 120 días antes.

La decisión de comenzar a aplicar la dosis de refuerzo fue consensuada la víspera por las autoridades de salud de todas las provincias y cuenta con el apoyo de la Sociedad Argentina de Pediatría, que señaló la importancia de avanzar con el refuerzo de la población infantil con plataformas de ARN mensajero, como las de esos laboratorios.

El Ministerio de Salud de Argentina señaló que los especialistas consideran que existe suficiente información sobre la seguridad de estas vacunas para los niños y puso como ejemplo los casos de Chile y Estados Unidos, que autorizaron refuerzos para esa población.

Argentina comenzó a vacunar en octubre a niños de tres a 11 años con la vacuna del laboratorio chino Sinopharm. En lo que va de 2022 se aprobaron otros inmunizantes, como el de Pfizer.

Los casos de COVID-19 se incrementaron en el extremo sur de Sudamérica, pero a diferencia de otros brotes, las muertes no se dispararon debido a la protección de los inoculantes.

Las infecciones han aumentado constantemente desde principios de mayo, en pleno otoño austral y en gran medida impulsadas por la versión BA.2 de la variante ómicron.

Desde que el virus impactó en Argentina en marzo de 2020 más de 128.000 personas han fallecido y más de 9 millones se han infectado.

En tanto, unos 40,7 millones de habitantes han recibido la primera dosis de alguna vacuna de una población de unos 47 millones, mientras que 37,4 millones recibieron dos dosis y 20,6 millones fueron inoculados con refuerzos.