Argentina flexibiliza acceso a dólar para fomentar inversión

Argentina anunció el martes que flexibilizará las restricciones al acceso de dólares para fomentar la inversión y aumentar la producción de gas y petróleo justo en momentos en que la guerra de U...

Argentina anunció el martes que flexibilizará las restricciones al acceso de dólares para fomentar la inversión y aumentar la producción de gas y petróleo justo en momentos en que la guerra de Ucrania ha puesto en crisis la provisión de hidrocarburos en el mundo.

A través de un decreto, el presidente Alberto Fernández estableció el Régimen de Acceso a Divisas para la Producción Incremental de Petróleo (RADPIP) y el Régimen de Acceso a Divisas para la Producción Incremental de Gas Natural (RADPIGN) que facilitará las operaciones de las compañías del sector en el mercado libre de cambios.

En Argentina rigen desde fines de 2019 restricciones para el acceso de dólares, la moneda con la que ahorran sus habitantes para enfrentar sus repetidas crisis inflacionarias. Estas limitaciones, popularmente conocidas como cepo, también valen para los importadores y las compañías extranjeras que deben girar ganancias a las casas centrales, lo cual ha funcionado como un repelente para las inversiones.

El gobierno aduce que debe cuidar el nivel de reservas del Banco Central para encarar los abultados compromisos de deuda con acreedores privados y organismos de crédito.

La flexibilización anunciada este martes obedece, según el presidente Fernández, a que mientras la guerra en Ucrania ha puesto en crisis la provisión de gas y petróleo a nivel global, en Argentina tenemos todo lo que el mundo reclama hoy en materia energética que es el gas, cuyo potencial de exportación es inmenso.

Además de sus reservas naturales, el país sudamericano tiene en Vaca Muerta -situada en la Patagonia- uno de los principales yacimientos mundiales de gas y petróleo no convencional.

El nuevo régimen de acceso a divisas apunta a resolver limitantes y cuellos de botella del sector, según el decreto. Las compañías del sector podrán acceder a divisas para pago de capital e intereses de pasivos comerciales o financieros con el exterior, incluyendo pasivos con empresas vinculadas no residentes, y/o utilidades y dividendos, y/o repatriación de inversiones directas de no residentes.

Al mismo tiempo, las empresas podrán importar equipos especiales.

A partir de esta medida, el gobierno argentino proyecta para 2026 aumentar 71,2% la producción de petróleo y 30% en la producción de gas por día. Esto le reportaría el país 18.000 millones de dólares anuales provenientes de mayores exportaciones.

También le permitirá bajar 40% los subsidios a la energía eléctrica y en consecuencia reducir el déficit fiscal.