Francia promete "tolerancia cero" para abuso sexual

Habrá tolerancia cero con las conductas sexuales inapropiadas de los miembros del nuevo gobierno del presidente francés Emmanuel Macron, pero será la justicia, y no la prensa, la que decida la verd...

Habrá tolerancia cero con las conductas sexuales inapropiadas de los miembros del nuevo gobierno del presidente francés Emmanuel Macron, pero será la justicia, y no la prensa, la que decida la verdad, ha dicho una portavoz del gobierno después de que la cobertura periodística de la primera reunión del gabinete del lunes se centrara en un ministro acusado de violación.

La primera ministra Elisabeth Borne, la segunda mujer nombrada en el cargo, se reunió el domingo por la noche con Damien Abad, responsable de las políticas francesas para discapacitados, para hablar de las acusaciones de dos mujeres que aseguran que las agredió hace más de una década. Abad ha negado rotundamente las acusaciones, que salieron a la luz este fin de semana tras su nombramiento el viernes. Dijo que tales afirmaciones serían imposibles, dada su propia discapacidad, que afecta a las articulaciones y los músculos.

Lo que está en juego es establecer la verdad, dijo la portavoz del gobierno, Olivia Gregoire, asumiendo su papel por primera vez tras la primera reunión del gabinete del nuevo gobierno.

Y son las autoridades judiciales las que deben hacerlo. Yo no, ni ustedes, comentó a los periodistas.

La primera reunión del gabinete del lunes se centró en ayudar a las familias francesas con dificultades a recuperar algo de poder adquisitivo y en otras cuestiones para cambiar la vida de los franceses, dijo Gregoire.

Pero el escándalo también dio al gobierno de Macron la oportunidad de ponerse firmemente del lado de las mujeres que dicen haber sido víctimas de abusos sexuales.

Gregoire animó a otras mujeres que puedan ser víctimas a presentarse sin reservas ante las autoridades judiciales, subrayando que el Gobierno está al lado de las que, tras una agresión o acoso, tienen el inmenso valor de hablar y de otras que se han amurallado en el silencio, o han sido amuralladas.