Asesinado coronel de Guardia Revolucionaria de Irán

Un miembro prominente de la Guardia Revolucionaria iraní fue asesinado a balazos a la entrada de su casa por sujetos que dispararon desde una motocicleta en marcha, informó la televisora estatal.

Un miembro prominente de la Guardia Revolucionaria iraní fue asesinado a balazos a la entrada de su casa por sujetos que dispararon desde una motocicleta en marcha, informó la televisora estatal.

Los sujetos dispararon cinco veces contra el coronel Hassan Sayyad Khodaei cuando estaba dentro de su automóvil en el centro de la capital, reportó la prensa estatal.

Si bien la Guardia Revolucionaria ofreció escasos detalles sobre el atentado, que ocurrió a plena luz del día en el corazón de la capital iraní, la Guardia lo atribuyó a la arrogancia global, término que suele utilizar para referirse a Estados Unidos e Israel.

Esa acusación, además del método utilizado, despierta sospechas de que vínculos con otros atentados en motocicleta que Irán atribuye a Israel, como algunos perpetrados contra científicos nucleares iraníes. Nadie hasta ahora se ha atribuido el atentado.

Los dos sujetos dispararon cinco veces a Khodaei en su vehículo Kia Pride, de fabricación iraní, no blindado. El hecho ocurrió en una calle protegida, cerca del parlamento iraní.

La prensa identificó a Khodaei solamente como defensor del santuario, referencia que en Irán quiere decir alguien que combatió al grupo Estado Islámico en Siria e Irak como parte de la unidad Quds de la Guardia Revolucionaria, que se encarga de operaciones en el exterior.

Hubo escasa información sobre Khodaei, pues los oficiales del Quds tienden a trabajar en las sombras, en misiones clandestinas para apoyar al grupo libanés Hezbollah a otras milicias en Siria, Irak u otros países.

El fiscal de Teherán acudió al lugar unas horas después del crimen y llamó a la policía a arrestar a los responsables. La urgencia de la investigación parece reflejar la importancia de Khodaei en la penumbrosa estructura de mando de la Guardia Revolucionaria.

Las fuerzas de seguridad están persiguiendo a los agresores, reportó la prensa estatal, sin dar más detalles ni el posible motivo del crimen.