Cámara de paramédica ucraniana revela horrores de Mariúpol

llegan gravemente heridos de un tiroteo en un retén. Sus padres están muertos. Para el final de la noche, pese a los ruegos de Taira de quédate conmigo, pequeñito, el niño también muere.

llegan gravemente heridos de un tiroteo en un retén. Sus padres están muertos. Para el final de la noche, pese a los ruegos de Taira de quédate conmigo, pequeñito, el niño también muere.

Taira torna el rostro y llora. Detesto esto, dice.

Durante el video, ella se queja de dolores crónicos causados por lesiones en la espalda y la cadera. Abraza a doctores. Hace bromas. Y siempre trae un animal de peluche en el chaleco para dárselo a cualquier niño al que trate.

El 15 de marzo, un policía le entrega la pequeña tarjeta de memoria a periodistas de la AP. La oficina contacta a Taira por walkie-talkie, y ella les pide que saquen la tarjeta de Mariúpol. La tarjeta estaba oculta dentro de un tampón, y los periodistas pasaron por 15 retenes rusos antes de llegar a territorio controlado por Ucrania.

Al día siguiente, Taira desapareció junto con su chofer, Serhiy.

Un video mostrado el 21 de marzo en un noticiero ruso anunció su captura. En él, Taira se ve atontada y ojerosa mientras lee una declaración en la que pide el fin de los combates. Mientras ella habla, una voz en off califica a sus colegas de nazis.

Es la última vez que se le ha visto.

Tanto el gobierno ruso como el ucraniano han hecho públicas las entrevistas con prisioneros de guerra, a pesar de que el derecho internacional humanitario califica esta práctica como trato inhumano y degradante.

El esposo de Taira, Vadim Puzanov, dijo que ha recibido pocas noticias desde su desaparición.

Acusar a una paramédica voluntaria de todos los pecados mortales, incluyendo tráfico de órganos, es ya una propaganda indignante, no sé siquiera para qué, manifestó.

Taira fue parte del equipo de Ucrania en los Juegos Invictus, una competencia para veteranos militares. Recibió la cámara corporal el año pasado para filmar para una serie documental para Netflix sobre figuras inspiradoras producido por el príncipe Enrique de Gran Bretaña, que fundó los juegos.

Cuando las fuerzas rusas comenzaron la invasión, usó la cámara para grabar escenas de civiles y soldados heridos. En uno de sus últimos videos, está sentada junto al chofer que desaparecería con ella. Es el 9 de marzo.

Dos semanas de guerra. Mariúpol asediada, dice en voz baja. Entonces maldice y la imagen se apaga.

____

La periodista de The Associated Press Sarah El Deeb contribuyó desde Beirut; Inna Varenytsia desde Kiev; Mstyslav Chernov desde Járkiv; Erika Kinetz desde Bruselas; y Elena Becatoros en Zaporiyia. Hinnant reportó desde París.