Algo viejo, algo nuevo: el vestuario de "Downton Abbey"

Algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul: todos estos elementos forman parte del vestuario de Downton Abbey: A New Era ("Downton Abbey: Una nueva era").

Algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul: todos estos elementos forman parte del vestuario de Downton Abbey: A New Era ("Downton Abbey: Una nueva era").

Si bien esa frase generalmente se aplica a los amuletos de buena suerte que usan las novias en su gran día, el nuevo drama de época no solo comienza con una boda, sino que muestra aproximadamente 300 prendas durante la duración de la película, que llega a los cines de Estados Unidos el viernes.

Anna Robbins es la diseñadora de vestuario a cargo de vestir tanto a los residentes de Downton de arriba como a los de abajo. Después de haber trabajado en la serie de televisión y la película de 2019, tuvo mucha experiencia en la que basarse.

Había nuevos personajes para los que diseñar. Hubo nuevos escenarios en los que tuvimos que volver a pensar en la paleta y lo que funcionaría con el diseño de producción en estos nuevos espacios y nuevas geografías. Pero cuando se trata de ˜Downton™, conozco muy bien el sofá rojo de la biblioteca, sé qué colores van a funcionar con eso. Así que es una combinación encantadora de lo nuevo y lo viejo.

Las nupcias que dan inicio a la película son de Tom Branson y Lucy Smith, interpretada por Tuppence Middleton, y su vestido incluye un corpiño de raso, manga de gasa y tul de seda, decorado con hilo de plata vintage y una réplica bordada a mano de un velo original de los años 20.

Fue aterrador, dice Middleton sobre el delicado vestido, que tuvo que mantener fuera del barro en el set. Ese tipo de vestido de seda blanca pura, había unas cuatro personas levantándolo del suelo dondequiera que iba, e ir al baño fue algo realmente difícil, pero sí, muy divertido.

Para recrear looks de 1928, Robbins y su equipo usaron una combinación de moda vintage, reciclada y fresca.

Es una verdadera búsqueda del tesoro, lo cual es muy gratificante, pero es un desafío encontrar piezas que se adapten al personaje, la escena, el escenario y que tengan la calidad que requerimos para la pantalla grande. Así que buscamos piezas con calidad de museo o piezas que pudieran restaurarse a ese nivel para que se sintieran como si fueran nuevas y prístinas, dijo.

Con algunos de los personajes dirigiéndose al sur de Francia para investigar una villa de vacaciones heredada, también pudo agregar un toque continental a los estilos habituales de salón de la familia de clase alta.

Algunos de ellos son completamente de la época. Es un verdadero honor usarlos, dice la actriz Elizabeth McGovern sobre el guardarropa de Lady Crawley en la Riviera.

Siempre busco prendas completas, explica Robbins, pero también podría buscar telas que pueda usar para hacer algo nuevo, por lo que es una especie de híbrido. Y luego, incluso con nuevas piezas hechas a la medida, definitivamente buscaría adornos, botones o pequeños accesorios para anclarlo a esa época.

Además del viaje al extranjero, el mundo exterior llega a Downton Abbey cuando un equipo de filmación aparece para usar el castillo como lugar de rodaje.

Un atuendo del que Robbins está particularmente orgullosa es el de la estrella Myrna Dalgleish cuando entra por primera vez a la casa señorial con el cabello rubio peróxido y lápiz labial rojo.

Las estrellas de Hollywood de la época nos brindaron algunas posibilidades realmente emocionantes. Y Myrna es simplemente este personaje fantástico, fuerte, audaz y descarado y un maravilloso contraste de belleza. Ya sabes, es hermosa, pero tiene una belleza y un estilo muy diferentes a los de Lady Mary, Lady Edith, Lucy.

La diseñadora Maja Meschede estuvo a cargo de la entrada de Myrna, el personaje interpretado por Laura Haddock.

Vimos este azul glacial y luego a lo que evolucionó fue a este abrigo de terciopelo con una capa que le dio un gran dramatismo, como una gran proporción y movimiento mientras bajaba del auto y entraba a la casa, dijo Robbins. De hecho es un zapato original de los años 20 el que podemos ver en ese hermoso paneo desde el suelo, por lo que todo encajó.

En general, hubo muchos más looks que en la película de Downton Abbey de 2019. Robbins estimó que se crearon cerca de 300 atuendos para la secuela.

Solo para nuestros protagonistas, había alrededor de 24 días de historia y un elenco de alrededor de 20, así que cuando comienzas a multiplicarlo, especialmente con la cantidad de cambios que normalmente ves en nuestros personajes de arriba, comienzas a tener una idea de la escala de lo que fue esto, dijo.

Realmente eleva la apuesta y esperamos que se sienta lujoso y un verdadero festín para los ojos debido a la hermosa variedad de vestuarios que tuvimos.