Producirán combustible sostenible para aviación en Panamá

Panamá y el grupo SGP BioEnergy anunciaron el miércoles la construcción de una biorrefinería avanzada para la producción de combustible sostenible para aviación que estará terminada en 2024 y s...

Panamá y el grupo SGP BioEnergy anunciaron el miércoles la construcción de una biorrefinería avanzada para la producción de combustible sostenible para aviación que estará terminada en 2024 y se ubicará en ambas entradas del canal interoceánico, sobre el Caribe y el Pacífico.

La planta ayudará a América Latina y al mundo rumbo a la transición energética y contribuirá a la innovación para hacer frente al cambio climático, dijo el presidente panameño Laurentino Cortizo en un acto en el que se anunció la construcción de la biorrefinería. Estamos muy emocionados con los 1.000 empleos que esta inversión generará para los habitantes de Colón y Panamá. Además, tiene el potencial de estimular el sector agrícola de Panamá mediante la producción local de materias primas bioenergéticas, apuntó.

La instalación no solo generará combustibles más limpios a corto plazo, sino que su construcción en una ubicación clave del comercio mundial que sirve a más de 1.000 puertos catalizará la industria a largo plazo al ofrecer inmediatamente biocombustibles a un costo más bajo, reducir los residuos y revolucionar la economía agrícola, dijo por su parte Randy Delbert LeTang, director ejecutivo de SGP BioEnergy.

La Biorrefinería Ciudad Dorada, ubicada en Colón sobre Caribe y Balboa sobre Pacífico, tendrá una capacidad para producir 180,000 barriles por día (2,600 millones de galones por año) de biocombustible, se informó durante el anuncio del proyecto. Los inversionistas dijeron que será la biorrefinería avanzada y la plataforma de producción de combustible de aviación sostenible más grande del mundo.

La planta adaptará las instalaciones, que actualmente procesan y almacenan el 70% del combustible búnker o de caldera del país, para el refinamiento y almacenamiento de biocombustibles derivados de aceites vegetales puros cultivados para su uso energético, junto con grasas y aceites de desecho.

La planta utilizará la tecnología patentada de la empresa danesa Topsoe que se utiliza en más de una docena de instalaciones en todo el mundo, las cuales representan una capacidad de más de 650.000 barriles de combustibles renovables por día.