"This Is Us" terminará con un "día meditativo", dice creador

Jack y Rebecca. Randall, Kate y Kevin. Seis temporadas y un total combinado de 23 actores interpretando a los miembros de la familia Pearson a lo largo de cuatro décadas confusas de amor, guerra y un...

Jack y Rebecca. Randall, Kate y Kevin. Seis temporadas y un total combinado de 23 actores interpretando a los miembros de la familia Pearson a lo largo de cuatro décadas confusas de amor, guerra y una olla de cocción lenta fatídicamente defectuosa.

Agreguemos a esto las innumerables lágrimas derramadas por los devotos fans de This Is Us y la caja de pañuelos frecuentemente citada como accesorio estándar. Todo se reduce a un último buen llanto cuando la serie de drama de NBC transmita su último episodio el martes a las 9 p.m. hora de Nueva York (0100 GMT del miércoles).

El creador Dan Fogelman, quien planeó un final desde el principio, se siente cómodo con su decisión de dejar a los espectadores con ganas de más, algo inusual en la televisión, que no tiene reparos en explotar todo el potencial de una serie popular y más.

Si hubiéramos hecho algo diferente, habría sucedido por las razones equivocadas, dijo Fogelman. Muchas de ellas son razones encantadoras: porque disfruto mucho de estas personas con las que trabajo, el programa es lucrativo, tiene mucho éxito. Pero creativamente, siento que hemos hecho lo correcto.

La historia siempre estuvo completa en su imaginación, al punto de que sabía cómo serían los últimos cinco minutos. Sabíamos lo suficiente como para decir que la mitad, si no más, del episodio final se filmó hace tres o cuatro años.

El viaje de los Pearson y su extenso círculo de familiares y amigos fue tan adictivo como los dramas de cable o streaming que operan sin las barreras obligatorias de la TV abierta.

This Is Us también se destacó en su enfoque de la diversidad. Las experiencias de Randall, un afroamericano que cuando era bebé fue adoptado por una pareja blanca, Jack y Rebecca, se exploraron con tanta profundidad como las de sus hermanos blancos, Kate y Kevin.

Milo Ventimiglia y Mandy Moore actuaron como los padres, Sterling K. Brown como Randall, Chrissy Metz como Kate y Justin Hartley como Kevin. Otros miembros destacados del reparto han incluido a Susan Kelechi Watson y Jon Huertas.

La convincente escritura y actuación de la serie, junto con su intrigante marco de cambios en el tiempo, ganó la lealtad de los fanáticos: se mantuvo como uno de los programas mejor calificados por los espectadores adultos jóvenes a lo largo de su transmisión.

Es realmente un desafío colectivo para todos nosotros despedirnos de la serie y de este trabajo, dijo Moore antes de terminar la grabación. No me presento ningún día sin agradecer el material. Es un sueño en todos los niveles.

This Is Us recibió una gran cantidad de honores, entre ellos un prestigioso Premio Humanitas, un premio del Sindicato de Guionistas de Estados Unidos y dos premios consecutivos del Sindicato de Actores de la Pantalla (SAG, por sus siglas en inglés) al mejor elenco. Obtuvo cuatro nominaciones al Emmy a la mejor serie dramática, la única nominada de la televisión abierta en los últimos años ante la feroz competencia de producciones como The Crown de Netflix, Game of Thrones de HBO y The Handmaid™s Tale de Hulu.

Las estrellas del programa de NBC y los actores invitados recibieron múltiples nominaciones al Emmy, y Brown, Gerald McRaney y Ron Cephas Jones fueron galardonados (Jones dos veces por su papel de William Hill, el padre biológico de Randall).

William apareció en el penúltimo episodio que se emitió el 17 de mayo, con la matriarca Pearson en las últimas etapas de la demencia.

Rebecca imagina en su mente que William conduce una versión joven y brillante de ella a través de vagones de tren para encuentros con sus seres queridos, escenas que se intercalan con miembros de la familia que se despiden de la frágil mujer mayor postrada en cama.

La metáfora del ferrocarril no estaba en el plan original de Fogelman. Fue propuesta por el guionista K.J. Steinberg, quien tuvo a alguien en su vida con una forma de demencia y hablaba de estar en un viaje en tren.

K.J. dijo: ˜Tengo una especie de idea loca, tengan paciencia conmigo por un momento™", dijo Fogelman.

El resultado es surrealista pero no fuera de lugar para un programa que prospera al desafiar a su audiencia, sobre todo con saltos de tiempo que crean misterios como la muerte prematura de Jack, que fue larga y enloquecedoramente inexplicable. (Su muerte fue heroica al salvar a su familia de un incendio en la casa).

Hubo este tipo de momentos refrescantes al principio de la serie que fueron, francamente, un poco inesperados, dijo. A medida que el programa seguía lanzándose hacia el futuro, como él lo expresó, los espectadores seguían sedientos de respuestas: sobre el divorcio de Kate y Toby, con quién termina Kevin y otros cabos sueltos.

Fogelman es circunspecto con los detalles del final, pero indica que es lo opuesto a algo impactante dado lo mucho que se ha resuelto sobre los personajes.

El objetivo del final siempre fue simplemente sentarse con esta familia de la manera más simple, dijo. Donde no quedan muchas preguntas, y puedes sentarte y disfrutar casi el equivalente de un video encontrado de una familia, combinado con un día muy meditativo.

Al preguntarle a Moore si la saga de Pearson podría reanudarse algún día, tal vez como una serie derivada o una película al estilo de Downton Abbey, la actriz dijo que eso es difícil de imaginar dada la determinación de Fogelman de terminarla como estaba planeado.

Estamos realmente agradecidos de poder hacer eso y honrarlo, dijo. Siento que la audiencia estará increíblemente satisfecha con la forma en que terminan las cosas.