Trump emerge de primarias con triunfos y derrotas

En Pensilvania, un candidato a gobernador que ha promovido mentiras sobre el conteo de votos en la elección presidencial del 2020 ganó la primaria republicana, lo que le coloca muy cerca de gobernar...

En Pensilvania, un candidato a gobernador que ha promovido mentiras sobre el conteo de votos en la elección presidencial del 2020 ganó la primaria republicana, lo que le coloca muy cerca de gobernar un estado electoralmente importante de cara a los comicios del 2024.

Mientras tanto, el respaldo del expresidente Donald Trump bastó para darle a su candidato a senador la victoria en Carolina del Norte el martes, aunque su favorito para senador en Pensilvania seguía trabado en una dura pelea en la primaria republicana allí. Y en Idaho, el gobernador soportó el reto de su vicegobernador, un ultraderechista respaldado por Trump en la primaria.

Y en una relevante contienda por el Congreso, la mala conducta de un representante republicano finalmente le costó la candidatura.

Seguidamente, un vistazo a las primarias del martes en Pensilvania, Carolina del Norte, Oregón, Kentucky y Idaho:

TRUMP GANA ALGUNAS, PIERDE OTRAS

El expresidente entró a la temporada de primarias con una nota alta, luego que JD Vance, el candidato que respaldó en la contienda en Ohio, subió de tercero a primero. Pero su saldo el martes incluyó victorias, derrotas y una contienda importante sumamente apretada.

Trump había sacudido a los fieles del partido en Carolina del Norte cuando respaldó en junio pasado al representante Ted Budd, un congresista poco conocido, para el escaño en el Senado que quedó vacante con el retiro del republican Richard Burr. Pero tras un comienzo incierto, Budd ganó fácilmente la nominación del partido, superando a un nutrido grupo de candidatos que incluyó al exgobernador Pat McCrory.

Y en la contienda de gobernador de Pensilvania, el candidato apoyado por Trump, el ultraderechista Doug Mastriano, ganó fácilmente la nominación, aunque estaba ya bien arriba en los sondeos cuando Trump dio su apoyo apenas días antes de la primaria.

Su respaldo fue visto por muchos como un esfuerzo para ir a lo seguro y garantizar una victoria en el estado en caso de que su candidato a senador, el cirujano y celebridad televisiva doctor Mehmet Oz, pierda su contienda. Oz y el financista David McCormick estaban virtualmente empatados el miércoles, con votos aún por contarse.

En Carolina del Norte, en tanto, el representante Madison Cawthorn perdió el martes su intento de reelección incluso luego que Trump llamó a los votantes a darle a Madison una segunda oportunidad. Trump perdió también cuando la vicegobernadora de Idaho Janice McGeachin, su favorita, no pudo superar al gobernador Brad Little en la primaria del estado. Trump enfrenta otra posible derrota en la crucial primaria republicana para gobernador de Georgia, en la que su candidato está a la zaga en sondeos y recaudación de fondos.

NEGADOR DE RESULTADO ELECTORAL GANA IMPORTANTE PRIMARIA REPUBLICANA.

El rechazo al resultado de la elección presidencial de 2020 es para Trump una prueba clave de lealtad a él en el Partido Republicano y eso podría ser fatal para su partido en Pensilvania con la victoria de Mastriano, ardiente negador del resultado electoral.

Mastriano respaldó revisiones sin fundamentos de los resultados electorales en Pensilvania, donde el demócrata Joe Biden ganó por casi 100.000 votos. Organizó caravanas de autobuses para llevar a partidarios de Trump a Washington para el mitin Stop the Steal (paren el robo) que precedió el ataque al Capitolio del 6 de enero del 2021. Y dice que si gana va a eliminar el fraude haciendo que cada votante en el estado se registre de nuevo.

El hecho de que Trump requiera la lealtad a sus mentiras electorales sobre todo lo demás, muchos republicanos en Pensilvania temen que el expresidente haya arruinado sus posibilidades en un estado crucial. Por eso se agruparon en torno a una alternativa de último momento a Mastriano, pero sin éxito.

Mastriano se enfrentará con el demócrata Josh Shapiro, el procurador del estado, en la elección de noviembre. Shapiro, que no tuvo rivales en el partido, parecr deseoso de contender con Mastriano, a quien llamó uno de los mayores partidarios de Donald Trump.

Mastriano ha dicho que no habría certificado la victoria de Biden en Pensilvania si hubiese sido el gobernador entonces.

VOTANTES REPUBLICANOS SE HAN HASTIADO

Incluso en el partido Republicano de Trump hay límites.

El representante Cawthorn, el miembro más joven del Congreso, fue derrotado por el senador estatal Chuck Edwards tras un errático primer período cargado de escándalos.

Cawthorn, que usa una silla de ruedas tras un accidente automovilístico, causó sensación cuando ganó el escaño a los 25 años. Pero pudiera haberse quemado bajo la luz pública.

El mes pasado, Cawthorn recibió una citación por llevar una pistola a través de un control de seguridad en un aeropuerto, la por la misma causa. En marzo, recibió una citación por conducir con una licencia revocada tras dos multas por exceso de velocidad. Enfureció al partido al decidir presentarse como candidato en un distrito diferente luego que se trazaron nuevos mapas electorales este año, para luego regresar a su distrito original cuando un litigio cambió de nuevo los trazos. Para colmo, insinuó que los republicanos en Washington lo habían invitado al menos una vez a una orgía con cocaína.

El lunes, Trump trató de darle un impulso a Cawthorn, llamando a los votantes a mantenerle en el puesto. Últimamente, cometió algunos errores tontos que creo no volverá a cometer, dijo Trump en un comunicado. ¡Démosle a Madison una segunda oportunidad!

Pero los votantes decidieron otra cosa.

Es una advertencia para otros republicanos que pudieran sentir que la capacidad de Trump de retener la lealtad de su base pese a numerosos escándalos les hace inmunes a ellos también.