La incertidumbre espera a los soldados que dejan Mariúpol

abandonaron el lunes las ruinas de la planta de Azovstal y se entregaron a tropas rusas, que los cachearon y se los llevaron en autobuses.

abandonaron el lunes las ruinas de la planta de Azovstal y se entregaron a tropas rusas, que los cachearon y se los llevaron en autobuses.

Otros salieron el martes. Siete autobuses con un número desconocido de soldados ucranianos de la planta fueron vistos a su llegada el martes a una antigua colonia penal en la localidad de Olenivka, unos 88 kilómetros (55 millas) al norte de Mariúpol.

Era imposible confirmar el número total de combatientes conducidos a Olenivka o su situación legal. Aunque tanto Mariúpol como Olenivka son oficialmente parte de la región oriental ucraniana de Donestk, Olenivka lleva desde 2014 bajo control de separatistas con apoyo ruso y forma parte de la República Popular de Donetsk, que no tiene reconocimiento oficial. Antes de la toma rebelde, la colonia penal número 120 era un centro de alta seguridad para reos condenados por delitos graves.

Si la captura se completa, Mariúpol sería la ciudad más grande que toman las fuerzas de Moscú. Durante el asedio, Rusia hizo atacó un hospital de maternidad y un teatro donde se habían refugiado civiles. Cerca de 600 personas podrían haber muerto en el teatro.

El bombardeo ruso en la ciudad portuaria mató a más de 20.000 civiles, según Ucrania, y dejó a los residentes que se quedaron -quizá un cuarto de su población antes de la guerra, 430.000 personas- con escasa comida, agua, calefacción o medicinas.

La defensora del pueblo ucraniana dijo que el ejército ruso también retenía a más de 3.000 civiles de Mariúpol en otra antigua colonia penal cerca de Olenivka. La defensora del pueblo, Lyudmyla Denisova, dijo que la mayoría de los civiles pasan un mes retenidos, pero los designados como especialmente poco fiables, como exmilitares y policías, pasan dos meses retenidos. Entre los detenidos hay unos 30 voluntarios que llevaron suministros humanitarios a Mariúpol durante el asedio, señaló.

___

McQuillan y Yuras Karmanau informaron desde Leópolis, Ucrania. Mstyslav Chernov y Andrea Rosa en Járkiv, Elena Becatoros en Odesa, Lorne Cook en Bruselas y otros colaboradores de The Associated Press en todo el mundo contribuyeron a este despacho.