En Buffalo, Biden condena el racismo, llora a las víctimas

El presidente Joe Biden condenó el martes el veneno del supremacismo blanco y dijo que la nación debe rechazar la mentira de la teoría del reemplazo, la ideología racista expresada por el hombre q...

El presidente Joe Biden condenó el martes el veneno del supremacismo blanco y dijo que la nación debe rechazar la mentira de la teoría del reemplazo, la ideología racista expresada por el hombre que mató a 10 personas negras en Buffalo.

Frente a familiares de las víctimas, autoridades locales y socorristas, Biden dijo que la diversidad es la fuerza de Estados Unidos, que la nación no debe dejarse distorsionar por una minoría con odio.

En Estados Unidos el mal no triunfará, se los prometo, declaró Biden. El odio no prevalecerá, el supremacismo blanco no tendrá la última palabra.

Previamente, el presidente y la primera dama Jill Biden acudieron a una ofrenda de flores, velas y mensajes de condolencias frente al supermercado Tops donde, el sábado, un joven armado con un fusil de asalto atacó a personas negras en el hecho racista más mortífero desde que asumió Biden.

Jill y yo hemos venido a estar con ustedes, y a las familias, hemos venido a llorar a los muertos con ustedes, dijo Biden. Ahora es el momento que la gente de todas las razas, de todos los orígenes, alcen la voz como mayoría de los estadounidenses y rechacen el supremacismo blanco.

Se llama teoría del reemplazo a una ideología racista según la cual la gente blanca y su influencia están siendo reemplazadas por la gente no blanca.

Biden es el primer presidente que habló del supremacismo blanco en su discurso al tomar el cargo, llamándolo terrorismo interno que debemos enfrentar, y desde entonces se ha referido a él en varios discursos. Esas creencias siguen siendo una amenaza arraigada en momentos en que su gobierno ha debido concentrarse en la pandemia, la inflación y la guerra en Ucrania.