Perú pide extraditar a capitán buque involucrado en derrame

La fiscalía de Perú informó el martes que solicitó la extradición del capitán italiano de un buque involucrado en la investigación de un derrame de miles de barriles de petróleo en el mar, con...

La fiscalía de Perú informó el martes que solicitó la extradición del capitán italiano de un buque involucrado en la investigación de un derrame de miles de barriles de petróleo en el mar, considerado el peor desastre ecológico en la historia peruana.

En un comunicado la fiscalía indicó que el capitán del buque Mare Doricum, Giacomo Pisani, salió de Perú el 9 de marzo, un día después de una audiencia en la que se le prohibió abandonar el país. La empresa dueña del barco dijo a The Associated Press que Pisani está ahora en Italia.

El derrame en el Pacífico ocurrió el 15 de enero durante una descarga de petróleo del buque italiano, propiedad de la empresa Fratelli d™Amico Armatori S.p.A, hacia una refinería de Repsol ubicada en la costa de la capital de Perú.

Pisani, el director local de Repsol, Jaime Fernández-Cuesta; tres gerentes y un funcionario estatal son investigados por el presunto delito de contaminación ambiental. El buque está inmovilizado por orden de la fiscalía frente a la costa de Lima.

Fratelli d™Amico Armatori S.p.A indicó a AP en un comunicado que Pisani regresó a su casa en Italia y recibe tratamiento médico tras completar los seis meses de su contrato a bordo del buque. La empresa afirmó que al momento de la salida de Pisani de Perú no existía ninguna prohibición para que abandonara el país.

La propietaria del buque añadió que al término de su contrato Pisani no tenía ninguna obligación contractual o legal de permanecer en Perú. Indicó que ahora tampoco tiene autoridad para exigirle a Pisani que cumpla con cualquier solicitud futura emitida por cualquier tipo de entidad pública o privada.

Cualquier decisión o acción es responsabilidad exclusiva de cada antiguo miembro de la tripulación, comentó Fratelli d™Amico Armatori S.p.A.

El gobierno peruano afirma que se derramaron 11.900 barriles de petróleo, mientras que Repsol indica que sólo fueron unos 10.400. El vertimiento impactó un área un poco más grande que la ciudad de París. Repsol calculó la afectación en 106 kilómetros cuadrados.

Repsol ha acusado al barco de ocasionar el derrame, mientras Fratelli d™Amico Armatori S.p.A, -propietarios del buque- han pedido que no se proporcione información incorrecta o engañosa porque la investigación continúa.

Perú demandó la semana pasada a Repsol por daños y perjuicios ante un tribunal civil local por unos 4.500 millones de dólares. La energética española calificó a la demanda de infundada porque las estimaciones carecen de la más mínima base que soporte las cifras señaladas".