Dos indígenas mueren en enfrentamiento en el sur de Bolivia

Un segundo indígena falleció el martes a causa de los golpes que recibió durante un violento enfrentamiento con hondas y piedras comunidades quechuas por pugnas internas en una alejada población r...

Un segundo indígena falleció el martes a causa de los golpes que recibió durante un violento enfrentamiento con hondas y piedras comunidades quechuas por pugnas internas en una alejada población rural del sur de Bolivia, informó la fiscalía.

Gregorio Cruz Mamani, de 35 años, murió la madrugada del martes en un centro médico con lo que suman dos las víctimas fatales del enfrentamiento entre comunidades indígenas rivales en la población de Tinquipaya ocurrido el domingo por la tarde, declaró a la prensa la fiscal Roxana Choque.

Félix Díaz Colque, de 47 años, falleció la víspera también por trauma craneal, dijo la funcionaria.

Los dos fallecidos pertenecen a dos ayllus (comunidades) distintos que mantienen pugnas por terrenos y problemas internos, explicó a The Associated Press Efraín Rocha, el fiscal que investiga el caso.

El enfrentamiento ocurrió después de una visita del vicepresidente del país David Choquehuanca quien entregó una escuela de formación de líderes. La oficina de prensa de la vicepresidencia dijo que el encuentro se desarrolló en un ambiente festivo, de unidad y de hermandad, con danzas y música y que el enfrentamiento se produjo dos horas después de que Choquehuanca finalizó su visita.

El choque ocurrió al influjo del consumo de alcohol, según el coronel Nelson Pacheco, jefe policial de Potosí, adonde pertenece Tinquipaya, situada a 380 kilómetros al sureste de La Paz.

Los indígenas se lanzaron piedras con hondas desde cerros que rodean al poblado según imágenes tomadas desde celulares que circulan en las redes sociales. La fiscal Choque dijo que tres heridos graves llegaron a Potosí para ser internados, de los cuales dos fallecieron.

Los ayllus son una organización social y territorial que rigen desde tiempos del imperio Inca en varias regiones tradicionales del sur de Bolivia y mantienen viejas rencillas entre ellos. Según dirigentes indígenas de la zona a esas rivalidades se han sumado en el último tiempo pugnas internas en el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), que tiene presencia en esa zona rural pobre.