Evacúan a más de 260 soldados de siderúrgica de Mariúpol

Más de 260 soldados ucranianos, incluyendo algunos gravemente heridos, fueron evacuados el lunes de una planta siderúrgica en la destruida ciudad de Mariúpol y trasladados a zonas bajo control ruso...

Más de 260 soldados ucranianos, incluyendo algunos gravemente heridos, fueron evacuados el lunes de una planta siderúrgica en la destruida ciudad de Mariúpol y trasladados a zonas bajo control ruso, informaron las fuerzas armadas de Ucrania.

La viceministra de Defensa, Anna Malyar, dijo que 53 soldados gravemente heridos fueron trasladados a un hospital en Novoazovsk, al este de Mariúpol. Además, otros 211 combatientes fueron evacuados a Olenivka a través de un corredor humanitario. Se negociará un intercambio para que puedan regresar a casa, aseguró.

Malyar dijo que hay misiones en marcha para rescatar a los soldados restantes de la planta, el último reducto de resistencia en Mariúpol, en el sur del país.

Gracias a los defensores de Mariúpol, Ucrania ganó tiempo vital, afirmó. Y ellos cumplieron con todo su deber. Pero es imposible desbloquear Azovstal por medios militares.

Los defensores de la planta acerera fueron evacuados en un momento en que Moscú sufrió un nuevo revés diplomático en su guerra con Ucrania, luego que Suecia decidió actuar igual que Finlandia y solicitar su ingreso a la OTAN. Además, el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy felicitó a sus soldados tras reportes de que obligaron a las tropas rusas a replegarse cerca de la frontera.

Horas antes el lunes, el Ministerio de Defensa de Rusia había anunciado un acuerdo para que los heridos salieran del complejo y pudieran recibir tratamiento en una ciudad bajo control de separatistas prorrusos.

Al caer la noche del lunes, varios autobuses se alejaron del complejo acerero acompañados por vehículos militares rusos.

No se aclaró de inmediato si los heridos serían considerados prisioneros de guerra.

Las fuerzas rusas atacaron blancos en la región industrial del Donbás, en el este de Ucrania. El número de muertos, que ya es de varios miles, sigue en aumento en un momento en que la guerra se adentra a su 12da semana.

La ciudad oriental de Sievierdonetsk fue blanco de intensos ataques en los que murieron al menos 10 personas, dijo Serhiy Haidai, gobernador de la región de Luhansk. En la región de Donetsk, el gobernador Pavlo Kyrylenko publicó en Facebook que nueve civiles murieron en la zona por ataques de artillería.

Pero las tropas ucranianas también lograron avances al obligar a las fuerzas rusas a retroceder de los alrededores de la ciudad de Járkiv en el noreste del país en días recientes. Zelenskyy agradeció a sus soldados que, según reportes, avanzaron hasta la frontera con Rusia en la región de Járkiv, en un triunfo simbólico.

En un video aparecían soldados ucranianos cargando un poste similar a los marcadores fronterizos de Ucrania, con los colores azul y amarillo. Luego lo colocaron sobre el suelo mientras una docena de elementos posaban junto a él, uno de ellos con varias cartucheras sobre el hombro.

Estoy muy agradecido con ustedes, a nombre de todos los ucranianos, a título personal y de mi familia, dijo Zelenskyy en un mensaje en video. Estoy muy agradecido con todos los combatientes como ustedes.

El servicio fronterizo ucraniano dijo que el video provenía de la frontera en la región de Járkiv, pero no entró en detalles por motivos de seguridad. De momento no fue posible verificar la ubicación exacta.

Guardias fronterizos ucranianos también informaron que evitaron un intento ruso de enviar tropas de sabotaje y reconocimiento hacia la región de Sumy, unos 146 kilómetros (90 millas) al noroeste de Járkiv.

Rusia se ha visto asediada por reveses durante la guerra, el más notable su fracaso en la captura de la capital Kiev. Buena parte de los combates se han concentrado en el Donbás, donde ambas partes combaten poblado por poblado.

Obuses de Estados Unidos y otras naciones han ayudado a Kiev a defender o ganar terreno contra los rusos, informó un alto funcionario de defensa de Estados Unidos. El funcionario, que habló a condición de guardar el anonimato a fin de poder declarar sobre la evaluación militar estadounidense, dijo que Ucrania ha obligado a las fuerzas rusas a replegarse a una franja de entre 1 y 4 kilómetros (0,5 y 2,5 millas) de la frontera con Rusia, pero no pudo confirmar que haya sido hasta la frontera.

Según el funcionario, los ataques rusos de larga distancia también parecían dirigidos a un campo de adiestramiento militar ucraniano en Yavoriv, cerca de la frontera con Polonia. No hubo reportes inmediatos de víctimas.

En tanto, la respuesta internacional contra la invasión rusa aceleró su marcha.

Suecia informó que solicitará ingresar a la OTAN, luego de que su vecino Finlandia tomara una decisión similar en un cambio histórico de postura para ambas naciones, que durante generaciones fueron no alineadas.

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, dijo que su país estaría en una posición vulnerable durante el periodo de solicitud, e instó a la ciudadanía a prepararse.

Rusia ha dicho que tomará represalias si ingresamos a la OTAN, subrayó. No podemos descartar que Suecia quede expuesta a, por ejemplo, desinformación e intentos por intimidarnos y dividirnos.

Pero el presidente Recep Tayyip Erdogan de Turquía, miembro de la OTAN, intensificó su oposición a que ingresen. Acusó a ambos países de no adoptar una posición clara contra los milicianos kurdos y otros grupos que Ankara considera terroristas, y de imponerle sanciones militares a Turquía.

Dijo que los funcionarios suecos y finlandeses que se prevé arriben a Turquía la semana próxima no deberían molestarse en acudir si intentan convencer a Ankara de que retire su objeción.

¿Cómo podemos confiar en ellos?", preguntó Erdogan en una conferencia de prensa conjunta con el presidente argelino Abdelmadjid Tebboune, que se encontraba de visita.

Para que los vecinos nórdicos puedan ingresar, es necesario que los 30 miembros actuales de la OTAN lo acepten por consenso.

___

McQuillan informó en Leópolis, Ucrania. Yuras Karmanau en Leópolis, Mstyslav Chernov y Andrea Rosa en Járkiv, Elena Becatoros en Odesa y otros periodistas de The Associated Press en distintas partes del mundo contribuyeron a este despacho.