Israel tira casas palestinas antes de aprobar asentamientos

El ejército israelí derribó el miércoles al menos 18 edificios y estructuras en la ocupada Cisjordania tras una decisión de la Corte Suprema que obligaría a unos 1.000 palestinos a abandonar una...

El ejército israelí derribó el miércoles al menos 18 edificios y estructuras en la ocupada Cisjordania tras una decisión de la Corte Suprema que obligaría a unos 1.000 palestinos a abandonar una zona que Israel designó como zona de tiro, según grupos de derechos.

B™Tselem afirmó en un comunicado que la policía fronteriza y los soldados arrasaron un total de 18 estructuras, incluyendo 12 edificios residenciales, el miércoles en localidades de las colinas al sur de la ciudad cisjordana de Hebrón.

Las demoliciones se produjeron una semana después de que la Corte Suprema israelí ratificó una orden de expulsión que forzaría la salida de un grupo de comunidades beduinas de Masafer Yatta, donde dicen que viven desde hace décadas. El ejército declaró el lugar como zona de tiro a principios de la década de 1980.

Ni el COGAT, el departamento del ejército israelí encargado de las cuestiones civiles en los territorios ocupados, ni el ejército respondieron a peticiones de comentarios sobre los derribos.

Está previsto que un comité de planificación israelí se reúna el jueves para avanzar en la construcción de más de 4.500 viviendas en sus asentamientos en Cisjordania, muchas de ellas en el interior del territorio palestino, según el grupo activista israelí Peace Now.

Si se aprueba, sería la mayor promoción de viviendas de nueva construcción en los puestos avanzados desde que Joe Biden asumió la presidencia de Estados Unidos. La Casa Blanca se opone a la expansión de los asentamientos y cree que dificulta la solución de los dos estados para el largo conflicto.

Israel capturó Cisjordania en la Guerra de los Seis Días de 1967 y, desde entonces, ha levantado más de 130 asentamientos en los que viven cerca de 500.000 colonos. Casi tres millones de palestinos viven en Cisjordania bajo el mando militar israelí.

Los palestinos quieren que Cisjordania sea la parte principal de su futuro estado y ven la expansión de las colonias israelíes como un importante obstáculo para cualquier futuro acuerdo de paz ya que reducen y dividen la tierra en la que se establecería ese estado.

La mayor parte de la comunidad internacional considera que los asentamientos son ilegales.