Sindicato de GM en México anuncia nuevo contrato colectivo

El sindicato de una planta de ensamblaje de General Motors en la localidad de Silao, en el centro-norte de México, llegó a un acuerdo para un nuevo contrato colectivo de trabajo con la empresa que, ...

El sindicato de una planta de ensamblaje de General Motors en la localidad de Silao, en el centro-norte de México, llegó a un acuerdo para un nuevo contrato colectivo de trabajo con la empresa que, según dice, mejora las condiciones de los trabajadores, una exigencia del acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá, el T-MEC.

El Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (Sinttia) ganó las elecciones internas de febrero para representar a los obreros, con lo que desbancó a la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM), un sindicato que dominaba la planta desde hacía tiempo y parecía defender más a los patronos que a los empleados.

Sinttia dijo en un comunicado el martes que el nuevo contrato mejora las condiciones laborales" en todos los sentidos, incluyendo aumentos salariales por encima de la inflación y otros beneficios.

El sindicato no proporcionó detalles sobre el contrato colectivo, que será sometido a la aprobación de los trabajadores en una consulta, pero dijo que permitirá que la representación sindical participe "en todas las decisiones importantes que atañen a los derechos y condiciones laborales.

El año pasado, el gobierno estadounidense presentó una queja laboral en el marco del T-MEC después de que el sindicato de la vieja guardia se inmiscuyera en una primera votación sindical. En virtud de los cambios en la legislación laboral mexicana exigidos por T-MEC, los trabajadores pueden ahora, en teoría, elegir con libertad a sus representantes para poder expulsar a los antiguos jefes sindicales que era favorables a la empresa.

Los sindicatos tradicionales mexicanos eran favorables a las empresas y mantuvieron los salarios bajos durante décadas en las plantas mexicanas, con lo que perjudicaban la creación de empleos en la industria manufacturera de Estados Unidos.