Francia investiga acusación de tortura contra jefe Interpol

Jueces investigadores franceses en el Tribunal de París abrieron el miércoles una pesquisa sobre las acusaciones de tortura contra el presidente de Interpol, el mayor general Ahmed Nasser al-Raisi d...

Jueces investigadores franceses en el Tribunal de París abrieron el miércoles una pesquisa sobre las acusaciones de tortura contra el presidente de Interpol, el mayor general Ahmed Nasser al-Raisi de Emiratos írabes Unidos.

Dos ciudadanos británicos, Matthew Hedges y Ali Issa Ahmad, que estuvieron detenidos en EAU antes de que Al-Raisi fuera elegido presidente de la agencia policial internacional, con sede en Francia, tenían previsto testificar en su contra en la Unidad Judicial Especializada para Crímenes Contra la Humanidad y Crímenes de Guerra del Tribunal de París, según sus abogados.

Los dos británicos demandaron a Al-Raisi ante la fiscalía de la corte gala en octubre bajo el principio de jurisdicción universal.

En enero presentaron una demanda penal directamente ante los jueces del Tribunal. El nuevo presidente de Interpol estaba en ese momento en territorio francés, en una visita a la sede de la agencia en Lyon.

Al-Raisi fue elegido en noviembre para un mandato de cuatro años. Ha sido acusado por grupos de derechos humanos de implicación en torturas y detenciones arbitrarias en Emiratos.

Emiratos írabes Unidos ha rechazado las acusaciones.

Hedges era estudiante de doctorado en EAU cuando fue encarcelado durante casi siete meses por acusaciones de espionaje en 2018. Afirma que fue torturado y en ocasiones recluido en solitario sin acceso a un abogado.

Ahmad dijo que fue detenido y torturado por agentes de seguridad de EAU durante el torneo de la Copa de Asia de 2019 a la que había asistido en el país del Golfo Pérsico.

Al-Raisi era inspector general del Ministerio emiratí del Interior cuando los dos británicos fueron detenidos, un puesto que aún ostenta en su país además del liderazgo de Interpol.

Según la ley francesa, una investigación abierta debería llevar a la detención de Al-Raisi para su interrogatorio cuando vuelva a estar en territorio francés, afirmó el abogado internacional de los británicos, Rodney Dixon.