Irán detiene a 2 europeos durante visita de enviado de la UE

El Ministerio de Inteligencia de Irán dijo el miércoles que detuvo a dos europeos coincidiendo con la visita de un enviado de la Unión Europea al país a causa de las estancadas negociaciones nucle...

El Ministerio de Inteligencia de Irán dijo el miércoles que detuvo a dos europeos coincidiendo con la visita de un enviado de la Unión Europea al país a causa de las estancadas negociaciones nucleares con las potencias mundiales.

El anuncio, realizado durante la visita del enviado de la UE Enrique Mora, se produce mientras Teherán amenaza con ejecutar a un investigador sueco-iraní encarcelado desde 2016, y mientras otro ciudadano iraní enfrenta una pena de cadena perpetua en Suecia.

La República Islámica enfrenta desde hace años la acusación de emplear sus detenciones como moneda de cambio con Occidente. Teherán lo niega, aunque en las negociaciones que rodearon al histórico pacto nuclear de 2015 se liberó a estadounidenses en un canje.

Por otra parte, la Guardia Revolucionaria iraní habría atacado posiciones kurdas en el norte de Irak el miércoles.

Los dos sospechosos tenían previsto convertir las demandas rutinarias de varios grupos sociales y profesionales en caos, desorden social e inestabilidad, agregó el ministerio en un comunicado.

Las autoridades iraníes no revelaron la nacional de los detenidos. Suecia dijo el viernes que uno de sus ciudadanos, que viajaba como turista, fue arrestado en Irán, pero no estuvo claro si el caso estaba relacionado con el anuncio del Ministerio de Inteligencia.

El ministerio apuntó que los dos arrestados eran agentes profesionales expertos que fueron contratados por el aparato de inteligencia de una nación europea. Las autoridades los seguían desde el momento de su llegada" y todos sus contactos con el ilegal Consejo de la Liga de Maestros estaban documentados, agregó el comunicado.

Irán ha registrado protestas frecuentes de maestros por disputadas salariales.

La visita del diplomático español Enrique Mora se produce tras el estancamiento del diálogo nuclear en Viena. El pacto, que limitó el enriquecimiento de uranio en Irán a cambio del alivio de las sanciones internacionales, parece paralizado por la exigencia de Teherán de que Estados Unidos retire a la Guardia de su lista de organizaciones terroristas.

Aunque la República Islámica ha insistido en que un acuerdo independiente permitiría descongelar miles de millones de dólares en activos e intercambiar prisioneros con Estados Unidos, el Departamento de Estado reiteró que no hay ningún acuerdo inminente sobre los canjes ni acerca del acuerdo nuclear.

El pacto colapsó cuando el entonces presidente estadounidense Donald Trump retiró unilateralmente a Washington en 2018. Desde entonces, Irán ha acelerado el enriquecimiento de uranio, incluyendo una pequeña cantidad al 60% de pureza, cerca del nivel necesario para un arma nuclear.

Por su parte, el Organismo Internacional de la Energía Atómica, encargado de supervisar el programa nuclear iraní, es cada vez más crítico con la falta de cooperación de Teherán con la agencia y con su negativa a explicar los restos de material radioactivo en varios sitios nucleares no declarados en el país. La República Islámica se ha negado a entregar las cintas de vigilancia de sus instalaciones nucleares, algo que preocupa a los expertos en no proliferación nuclear.

___

El periodista de The Associated Press Jon Gambrell en Leópolis, Ucrania, contribuyó a este despacho.