Ciudad de México: Reportan nuevo incidente en espacio aéreo

Controladores de tráfico aéreo registraron una nueva situación de riesgo en la operaciones de vuelos en Ciudad de México, en momentos en que las autoridades de aviación mexicanas intentan respond...

Controladores de tráfico aéreo registraron una nueva situación de riesgo en la operaciones de vuelos en Ciudad de México, en momentos en que las autoridades de aviación mexicanas intentan responder a los reportes de asociaciones internacionales de pilotos y de aerolíneas sobre una grave confusión en los cielos de la capital mexicana.

Funcionarios del gobierno indicaron que un vuelo hacia el Aeropuerto Internacional Benito Juárez recibió permiso para aterrizar en una pista en donde otra aeronave estaba a punto de despegar la noche del sábado. Esto ocurrió apenas horas después de que funcionarios de transporte crearon un grupo de trabajo para discutir el incremento de incidentes peligrosos en el espacio aéreo de Ciudad de México.

El director de los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), que gestiona el espacio aéreo del país, presentó una carta de renuncia con fecha del viernes. La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, a la que pertenece la agencia, inicialmente negó tener conocimiento sobre al menos 17 incidentes de alertas en el sistema de advertencia de proximidad al terreno (GPWS) para los aviones que hacían su aproximación al aeropuerto capitalino durante el último año, y únicamente confirmó un incidente el año pasado.

La semana pasada, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, que representa a cerca de 290 aerolíneas, escribió a la Seneam para expresar su preocupación por estas situaciones de riesgo.

"Como usted sabe, estas alarmas, sin la pronta acción de la tripulación de vuelo, pueden conducir a un escenario de impacto controlado contra el suelo, CFIT (por sus iniciales en inglés), considerado por la industria uno de los indicadores de más alto riesgo en la Seguridad Operacional, y con un mayor índice de siniestralidad, así como de fatalidades, se indicó en la misiva.

La Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas también emitió la semana pasada un boletín de seguridad sobre estos incidentes. Dejaba entrever que los controladores de tráfico aéreo no han recibido suficiente capacitación sobre la reconfiguración del espacio aéreo de la capital llevada a cabo el año pasado en anticipación a la apertura en marzo del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe íngeles, el cual se encuentra al norte de la Ciudad de México.

José Alfredo Covarrubias, secretario general del Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo, insinuó el lunes que los funcionarios de Seneam no habían reportado todos los incidentes en el espacio aéreo de la capital. La reconfiguración del espacio aéreo, aseguró, estaba provocando despegues y aterrizajes abortados, y que los aviones vuelen a muy poca distancia unos de otros.

Es definitivamente el rediseño malo, mal hecho, declaró Covarrubias. Hay áreas donde no se garantiza la seguridad.

Víctor Hernández Sandoval, quien renunció el viernes como director de Seneam, no mencionó los incidentes en su carta de renuncia. Había estado al frente de la agencia desde diciembre de 2018. El subsecretario de Transportes Rogelio Jiménez Pons, quien anunció una investigación sobre el más reciente incidente de riesgo en el aeropuerto, dijo que se aceptó la renuncia de Hernández.

Las dos aeronaves involucradas en el incidente del sábado pertenecían a la aerolínea mexicana Volaris.

El director general de Volaris, Enrique Beltranena, tuiteó el domingo que "Gracias al entrenamiento de nuestros pilotos y a su impecable seguimiento de los procesos, ningún pasajero o tripulante estuvo en riesgo. Aseguró que pidió de inmediato una investigación por parte de las autoridades de aviación.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el lunes que se atenderán los problemas, pero también insinuó que se están exagerando y los atribuyó a la oposición conservadora.

Ya desde el fin de semana se ha establecido comunicación. Hay una mesa de diálogo, afirmó. Desde luego que existe la necesidad de atender el problema.